jueves 24/9/20

Un estudio determina que las vacunas contra la gripe reducen el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cerebrovascular

Vacuna
imagen de archivo
Vacuna imagen de archivo

Un estudio, que cuenta con los datos de más de siete millones de personas, ha dado con que la vacuna contra la gripe estacional reduce el riesgo de ataques cardíacos hasta un 85%, y a la mitad el número de accidentes cerebrovasculares.

El estudio de pacientes de alto riesgo también encontró que las muertes, sin concretar causas, disminuyeron en casi tres cuartas partes entre los pacientes mayores de 50 años que fueron vacunados.

Un médico de la Universidad Tecnológica de Texas en Dallas, Roshni Mandania, señaló que, "los resultados que encontramos son asombrosos. Es difícil ignorar el efecto positivo que la vacuna contra la gripe puede tener en complicaciones cardíacas graves".

"Algunas personas no consideran que las vacunas contra la gripe sean necesarias o importantes, y muchas pueden enfrentarse a barreras que acceden a la atención médica, incluida la recepción de la vacuna contra la gripe", añadió el médico.

Vacunarse contra la gripe tiene aspectos positivos, puesto que ayuda a prevenir las infecciones torácicas que debilitan el sistema inmunitario. En cambio, no se suele vacunar a las personas de alto riesgo, como pueden ser los ancianos que están en residencias.

El equipo de investigadores comparó a 168.325 pacientes que sí habían sido vacunados, con la gran mayoría que no se vacunaron, entre personas mayores de 50 años que además han tenido complicaciones cardíacas.

Los pacientes mayores de 50 años vacunados, finalmente, tienen un 85% y un 28% menos de probabilidades de padecer un paro cardíaco o un ataque cardíaco, causado por problemas eléctricos y circulatorios en el órgano, respectivamente.

Comentarios