sábado 27/11/21

Un estudio demuestra que la vacuna contra el Covid-19 no daña la placenta en el embarazo

Un nuevo estudio de investigadores del Northwestern Medicine en Estados Unidos en pacientes embarazadas que recibieron la vacuna COVID-19 muestra que no se produce con la vacunación ninguna evidencia de lesión en la placenta, lo que se suma a la creciente literatura de que las vacunas COVID-19 son seguras durante el embarazo.

E1SqVgfWYAUpomA
Las vacunas contra el covid no afectan a la placenta en embarazos | Tw: Debbie_tico

"La placenta es como la caja negra de un avión. Si algo sale mal con un embarazo, generalmente vemos cambios en la placenta que pueden ayudarnos a descubrir qué sucedió. Por lo que sabemos, la vacuna COVID no daña la placenta", dijo el autor correspondiente, el doctor Jeffery Goldstein, profesor asistente de patología en Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y patólogo de la Medicina Northwestern.

El estudio, publicado en la revista 'Obstetrics & Gynecology', es el primero que examina el impacto de las vacunas COVID en la placenta. "Hemos llegado a una etapa en la distribución de vacunas en la que vemos dudas sobre las vacunas, y estas dudas son pronunciadas en las personas embarazadas", afirma la coautora del estudio, la doctora Emily Miller, médica de medicina materno-fetal de Northwestern Medicine y profesora asistente de obstetricia y ginecología en Feinberg.

"Nuestro equipo espera que estos datos, aunque preliminares, puedan reducir las preocupaciones sobre el riesgo de la vacuna para el embarazo. Las pacientes embarazadas que quieran vacunarse para evitar contraer la enfermedad deben sentirse seguras al hacerlo", añade.

Los autores del estudio recolectaron placentas de 84 pacientes vacunados y 116 pacientes no vacunados que dieron a luz en el Hospital de Mujeres Prentice en Chicago y examinaron patológicamente las placentas completas y microscópicamente después del nacimiento. La mayoría de los pacientes recibieron vacunas, ya sea Moderna o Pfizer, durante su tercer trimestre.

En mayo pasado, Goldstein, Miller y colaboradores de Northwestern y Ann & Robert H. Lurie Children's Hospital of Chicago publicaron un estudio que encontró placentas de mujeres que dieron positivo al virus COVID-19 durante el embarazo y mostraron evidencia de lesión (flujo sanguíneo anormal entre la madre y bebé en el útero).
"Estamos comenzando a pasar a un marco de protección de los fetos mediante la vacunación, en lugar de la vacunación", explica Miller.

En abril, los científicos publicaron un estudio que mostraba que las mujeres embarazadas producen anticuerpos COVID después de la vacunación y los transfieren con éxito a sus fetos. "Hasta que los bebés puedan vacunarse, la única forma de que obtengan anticuerpos COVID es a través de su madre", añade Goldstein.

EL PAPEL DE LA PLACENTA EN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

La placenta es el primer órgano que se forma durante el embarazo. Realiza funciones para la mayoría de los órganos del feto mientras aún se están formando, como proporcionar oxígeno mientras se desarrollan los pulmones y nutrición mientras se forma el intestino. Además, la placenta administra las hormonas y el sistema inmunológico, y le dice al cuerpo de la madre que dé la bienvenida y cuide al feto en lugar de rechazarlo como un intruso extraño.

"Internet ha aumentado la preocupación de que la vacuna pueda desencadenar una respuesta inmunológica que haga que la madre rechace al feto. Pero estos hallazgos nos llevan a creer que eso no sucede", ha señalado Goldstein.

Los científicos también buscaron un flujo sanguíneo anormal entre la madre y el feto y problemas con el flujo sanguíneo fetal, los cuales se han informado en pacientes embarazadas que dieron positivo en la prueba de COVID. La tasa de estas lesiones fue la misma en los pacientes vacunados que en los pacientes de control.

Los científicos también examinaron las placentas en busca de intervilositis histiocítica crónica, una complicación que puede ocurrir si la placenta está infectada, en este caso, por SARS-CoV-2. Aunque este estudio no encontró ningún caso en pacientes vacunados, es una condición muy rara que requiere un tamaño de muestra mayor (1.000 pacientes) para diferenciar entre pacientes vacunados y no vacunados.

Un estudio demuestra que la vacuna contra el Covid-19 no daña la placenta en el embarazo
Comentarios