viernes 18/9/20

Un estudio demuestra que restringir el sueño a 4 horas en una sola noche dificulta la adquisición de nuevas memorias al día siguiente

La duración "normal" de sueño es de entre 7 y 8 horas
La duración "normal" de sueño es de entre 7 y 8 horas

Un estudio liderado por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, que ha contado con la colaboración del Dr. Lluís Fuentemilla del grupo de Cognición y Plasticidad Cerebral del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IBIDELL), ha demostrado que restringir el sueño a 4 horas en una sola noche dificulta la adquisición de nuevas memorias al día siguiente, y una duración ‘normal’ de sueño, de entre 7 y 8 horas, podría revertir estos efectos.

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, demuestra que el sueño mejora el recuerdo de las memorias más débiles contribuyendo a la reactivación de los circuitos neuronales que se habían activado durante la adquisición inicial del evento. La reactivación de estos circuitos podría facilitarse no solo a través del sueño nocturno, sino también a través de una siesta.

Para la investigación, a un grupo de voluntarios se les permitió dormir 8 horas mientras que al otro solo 4 horas, al día siguiente ambos grupos tuvieron que memorizar parejas de caras de personajes famosos que se les mostraron repetidamente. Para el análisis, se registró al patrón de actividad cerebral de los voluntarios al recordar las caras, cuanto más consistente es este patrón en las sucesivas repeticiones más fuerte se considera que es el recuerdo.

Los resultados mostraron que aquellos voluntarios que habían dormido menos horas mostraban una menor consistencia en los patrones neuronales de las distintas repeticiones, y por lo tanto tienen una menor retención de los recuerdos. Sin embargo, tras permitirles dormir un periodo de 8 horas en la noche siguiente al experimento, los dos grupos de participantes mostraron una ejecución muy similar en la prueba de memoria.

En definitiva, el estudio demuestra que aun cuando dormir poco pueda afectar negativamente al proceso de formación de la memoria, dichos efectos podrían revertirse si la duración del siguiente periodo de sueño es ‘normal’. Pero si en vez de eso, se produce una restricción crónica de sueño, la memoria podría volverse vulnerable.

Comentarios