viernes 23/4/21

España e Italia ejecutan con éxito el 4º trasplante cruzado internacional gracias al intercambio de órganos entre donantes

Tanto en donantes como en receptores se descartó la infección por SARS-CoV-2 a través de una PCR antes del procedimiento.
Trasplante renal. - Junta de Andalucía
Trasplante renal. - Junta de Andalucía

España e Italia han realizado el cuarto trasplante cruzado a nivel internacional a pesar de la tercera ola de la pandemia de COVID-19. En concreto, un paciente en España y otro del país transalpino han recibido un trasplante renal de donante vivo, gracias al intercambio de órganos entre sus respectivos donantes con los que eran incompatibles. Donantes y receptores se encuentran en perfecto estado y ya han sido dados de alta, según ha informado la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

Tanto las extracciones renales como los trasplantes se realizaron el mismo día en el Hospital Regional Universitario de Málaga y la Fondazione Policlinico Universitario Agostino Gemelli IRCSS de Roma.

Las cirugías comenzaron a la vez en ambos hospitales, concretamente a las 8.00 horas de la mañana. El avión con la nevera que trasladó el órgano del donante de nuestro país salió de Málaga a las 11.07 y aterrizó en el aeropuerto de Roma Ciampino a las 13.45. Allí recogió el injerto del donante de Italia y regresó a Málaga solo unos minutos más tarde.

En Italia finalizaron el implante a las 18.00 y en España dos horas más tarde. Este complejo procedimiento fue coordinado en todo momento por la ONT en colaboración con el Centro Nazionale Trapianti (CNT) de Italia, que sirvieron de apoyo de los dos equipos.

El programa de trasplante renal cruzado se basa en el intercambio de donantes de riñón de vivo entre dos o más parejas. Su objetivo es ofrecer a pacientes con insuficiencia renal crónica la posibilidad de recibir un injerto de donante vivo, pese a ser incompatibles con sus parejas o familiares. Al intercambiar donantes, se conforman nuevas parejas de donante y receptor compatibles entre sí.

La ONT puso en marcha este programa hace más de una década. El primer trasplante renal cruzado en España se realizó en julio de 2009. Desde entonces se han realizado 255 trasplantes de este tipo en nuestro país, dentro del Programa Nacional.

El trasplante renal cruzado es una modalidad terapéutica muy desarrollada en determinados países con una elevada actividad de trasplante renal de donante vivo. Este es el caso de Australia, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Holanda o Reino Unido, que llevan realizando este tipo de intervenciones desde hace tiempo con excelentes resultados.

La ONT explica que el trasplante renal cruzado conlleva un "complejo proceso logístico", que se complica aún más con su internacionalización, lo que requiere una "total colaboración" entre las oficinas centrales de las organizaciones nacionales de trasplantes de España e Italia, las coordinaciones autonómicas y/o regionales de trasplante y los equipos médicos de los hospitales participantes.

En esta ocasión, al no poder reunirse de forma presencial los profesionales implicados, todos los preparativos se realizaron de forma telemática, explica la ONT. Desde que la ONT realizó el cruce en el que se detectó la posible compatibilidad entre estas dos parejas y la realización de los trasplantes transcurrieron 13 semanas. Se buscó la mejor fecha, valorando la situación epidemiológica de ambos países y, en concreto, de los centros implicados.

En este cuarto cruce exitoso del Programa de Trasplante Renal Cruzado internacional (uno con Portugal y tres con Italia) participaron 10 hospitales españoles, 7 italianos y 1 portugués, con un total de 114 parejas donante-receptor que no habían conseguido un intercambio adecuado en sus países: 62 de España, 31 de Italia y 21 de Portugal.

Cada año, la ONT impulsa tres cruces entre los países participantes (España, Italia y Portugal) en el que se incluyen las parejas que no han encontrado un posible intercambio dentro de los programas de sus propios países. En este programa también están interesados Francia, Grecia y Suiza, que "se podrían incorporar próximamente, lo que significaría una mayor probabilidad de conseguir intercambios renales", avanza la Organización Nacional de Trasplantes.

La ONT también se encarga de gestionar los cruces de las parejas, informar a los países participantes sobre las combinaciones posibles detectadas y desarrollar un informe anual sobre los resultados. Para llevar a cabo este objetivo, se ha adaptado la plataforma web del Programa de Trasplante Renal Cruzado de la ONT, que contiene información de todas las parejas donante-receptor incompatibles y buscan combinaciones a través de un algoritmo matemático. Esta plataforma está ubicada en la ONT y su personal se encarga de su mantenimiento y administración.

Comentarios