martes. 23.04.2024

Noa había nacido de forma prematura y tras superar el año de vida, el coronavirus se cruzó en su camino.

Tenía problemas pulmonares desde que nació y tras contagiarse de Covid-19 ingresó en la UCI. Los padres empezaron a sospechar del contagio hace un mes cuando la pequeña empezó a presentar tos y problemas respiratotios.

Aparte del miedo a su evolución, la parte más dura ha sido el período de confinamiento entre los miembros de la familia. Los padres han estado alejados de la niña y, durante los días más duros del proceso, la información la recibían por teléfono.

Después de un mes complicado, esta pequeña luchadora ya ha superado la enfermedad y ha podido volver con sus padres a su casa, en Amposta, en Tarragona.

Noa, una bebé de 13 meses, gana la batalla al coronavirus tras un mes de lucha