martes. 23.04.2024

La investigadora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) Alicia Padrón Monedero ha publicado en la revista 'Aging Medicine' una revisión científica que explora la teoría de la convergencia patológica en las enfermedades no transmisibles, según la cual la mayoría de patologías crónicas, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, podrían ser manifestaciones del envejecimiento celular.

Las enfermedades no transmisibles, también denominadas crónicas, son patologías que suelen ser de larga duración y no se transmiten entre personas, a diferencia de las enfermedades infecciosas. Las principales enfermedades no transmisibles son las cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas, la diabetes y las enfermedades neurológicas.

Este tipo de enfermedades, que causan tres de cada cuatro fallecimientos a escala mundial, suelen estudiarse como trastornos individuales, una concepción que la ciencia está debatiendo en los últimos años y que algunos estudios están cuestionando. La clave de este enfoque consiste en considerar la mayoría de las enfermedades no transmisibles como manifestaciones de un mismo proceso: el envejecimiento celular y la convergencia de agresiones de los factores de riesgo en procesos celulares relacionados con el envejecimiento.

En este sentido, la investigadora del ISCIII, que desarrolla su trabajo en la Escuela Nacional de Sanidad (ENS), ha presentado en esta revisión evidencias sobre esta teoría, obtenidas desde los campos genético, fisiopatológico y epidemiológico.

Este tipo de estudios sobre enfermedades no transmisibles están permitiendo avanzar en el conocimiento de factores de riesgo compartidos que aparentemente convergen en mecanismos genéticos y fisiológicos ligados al envejecimiento.

La autora propone, a la vista del estado actual de conocimientos, no considerarlas de forma independiente. En definitiva, estas líneas de investigación podrían consolidar la hipótesis de un paradigma que considere la mayoría de las enfermedades no transmisibles como diferentes manifestaciones de un mismo proceso, el envejecimiento celular, con una convergencia de las agresiones que representan los principales factores de riesgo en unas determinadas vías fisiopatológicas eventualmente relacionadas con procesos como la inflamación y el estrés oxidativo.

De este modo, Padrón ha señalado que futuros estudios permitirán confirmar los posibles beneficios para la salud de combinar las medidas actuales que resultan efectivas en el abordaje de factores de riesgo y enfermedades no transmisibles, con intervenciones adicionales dirigidas a los mecanismos de envejecimiento celular.

ESTUDIOS SOBRE DIABETES Y ENFERMEDAD PERIFÉRICA ARTERIAL

Además de esta revisión, la investigadora de la ENS-ISCIII ha participado recientemente en dos estudios internacionales, publicados en 'The Lancet' y 'The Lancet Global Health', que han generado nuevas estimaciones sobre la carga de enfermedad en el mundo ligada a la diabetes y la enfermedad arterial periférica.

Estos estudios aportan datos sobre incidencia por edad y sexo, distribución geográfica de ambas enfermedades y factores de riesgo, que facilitarán nuevas investigaciones y permitirán afinar políticas de salud pública para abordar estas patologías crónicas.

El envejecimiento celular es un factor común en las enfermedades crónicas