domingo 28/11/21

Las glándulas mamarias femeninas son órganos que cambian constantemente. La expansión y regresión del epitelio de estas glándulas viene dado por cambios hormonales ováricos. Estos ciclos están altamente regulados en el espacio y el tiempo, ya que pequeños desajustes pueden dar lugar a consecuencias patológicas muy graves. En este sentido, la vía de señalización Wnt/β-catenina juega un papel muy importante, se trata de una vía que, entre otras funciones, regula la proliferación del epitelio mamario, en consecuencia, si se encuentra anormalmente activada puede favorecer el desarrollo de cáncer de mama.

El investigador del CIBERONC David Llobet-Navàs  y Ruth Rodríguez-Barrueco ambos del equipo de investigación en Cáncer Ginecológico del IDIBELL, conjuntamente con Jose Silva, del Icahn School of Medicine en el Mount Sinai (Nueva York), y Jiyang Yu del St. Jude Children 's Research Hospital (Memphis), han descubierto que los tumores mamarios caracterizados por una activación de la vía Wnt/β-catenina presentan frecuentemente alteraciones en un grupo de microRNAs.

Estudios previos del mismo equipo habían descrito que este grupo de microRNAs, el clúster miR-424~503, actuaba como supresor de tumores en el cáncer de mama. Este nuevo estudio publicado en EMBO Reports indica que este efecto antitumoral vendría dado, en parte, por su papel en la regulación de la vía Wnt/β-catenina.

"Entender por qué se generan tumores, los mecanismos moleculares subyacentes y el papel que juega cada uno nos da una perspectiva más amplia -afirma Ruth Rodríguez-Barrueco, investigadora principal del IDIBELL y la Universidad de Barcelona.- Una perspectiva que nos permite seguir explorando nuevas dianas terapéuticas, que podamos modular, para obtener tratamientos más eficaces y con menos efectos secundarios para las pacientes".

Los microRNAs son pequeños fragmentos de ácidos nucleicos que regulan de manera específica la expresión de ciertos genes. "Nosotros hemos observado que los microRNA miR-424 y miR-503 bloquean la síntesis de un receptor esencial para la vía de señalización Wnt/β-catenina. Se trata de una estrategia de las células del epitelio mamario para regular la proliferación celular" afirma David Llobet-Navàs, también investigador principal del IDIBELL y la Universidad de Barcelona y miembro del CIBERONC. "Con este estudio nosotros proponemos que cuando desaparece este grupo de microRNAs desaparece el freno de la proliferación celular en el epitelio mamario, y por tanto, se puede favorecer el crecimiento descontrolado y la aparición eventual de tumores".

Para esta investigación, el equipo ha utilizado un modelo de ratón que no expresa el grupo de microRNAs miR-424~503. Los investigadores han observado que las hembras que no expresan estos microRNAs desarrollan más frecuentemente tumores en la glándula mamaria que se caracterizan por una sobreactivación de la vía Wnt/β-catenina.

Describen un conjunto de microRNAS que controlan el desarrollo de cáncer de mama
Comentarios