sábado 16/10/21

Cuidados a domicilio, el servicio por el que el 46´5% de los españoles apuesta en la vejez

Las características más valoradas son la profesionalidad y la eficiencia de los cuidadores, seguido de cerca de la empatía y el trato cercano a los pacientes
Cuidadora a domicilio junto a su paciente
Cuidadora a domicilio junto a su paciente

Según un estudio realizado por Clece, llamado ‘El futuro de los cuidados’, el 46,5% de los españoles quiere ser cuidado en casa de forma presencial durante su vejez, contando con Servicio de Ayuda a Domicilio y/o Servicio de Teleasistencia. Este estudio ha sido presentado con motivo del Día Internacional de las Personas de Edad. 

El sondeo pone de manifiesto que la libertad para organizar sus propios horarios y salidas constituye el principal argumento de todas aquellas personas que preferirían permanecer en su domicilio habitual durante su vejez.

Ante dicha situación, Ignacio Gamboa, director técnico de Servicios Sociales de Clece, subrayó que los resultados de la encuesta sacaron a reluci que “el modelo de cuidados actual ha de dirigirse a prolongar la autonomía de nuestros mayores para que permanezcan el mayor tiempo posible en sus domicilios y retrasar la entrada en residencias”.

Los encuestados estaban dispuestos a otras opciones, como las residencias de mayores o los pisos tutelados cuando su nivel de autonomía no les permita permanecer en su domicilio habitual.

Alrededor del 80% de los encuestados señalan que, si tuvieran que vivir en una residencia, les gustaría hacerlo con personas afines y en grupos reducidos, y siempre manteniendo su capacidad de elección en determinadas cuestiones, como invitar a amigos y familiares y decidir la hora de levantarse o de acostarse.

De la misma manera, 9 de cada 10 personas indican que la atención médica es el principal servicio de salud que les gustaría encontrar en una residencia, mientras que la mayoría de ellos esperaría que ésta contase con personal suficiente como para prestar un servicio personalizado y de calidad, seguido de que cuenten con unas instalaciones adecuadas para ello. Siendo las mujeres, quienes se decantan mayoritariamente por la opción de pisos tutelados.

Con independencia de la opción domiciliaria elegida, más del 20% manifiesta que preferiría que sus familiares estén lo menos involucrados posible para no resultarles una carga, por el otro lado, el 25%, mayoritariamente hombres, ha revelado que sí quiere que su familia esté lo más implicada posible a lo largo de su vejez.

En cuanto a la tecnología, 2 de cada 3 españoles esperan que juegue un papel determinante a la hora de mejorar su calidad de vida durante la vejez, al tiempo que la profesionalidad y la eficiencia de sus futuros cuidadores profesionales es el principal aspecto que valoran los encuestados (77%), seguido de la empatía y el trato cercano o casi familiar (69%), que tengan en cuenta su opinión en la toma de decisiones importantes relacionadas con su salud (68%) y los conocimientos médicos (57%).

Por último, más de la mitad de los encuestados reclama que los servicios de cuidados públicos ofrezcan mayor variedad de modelos de estancia y convivencia, en función del grado de dependencia. Este estudio fue elaborado por Sondea a partir de más de 2.000 entrevistas a personas con edades comprendidas entre 55 y 70 años.

Comentarios