sábado 24/10/20

La compañía farmacéutica Takeda desarrolla un tratamiento para personas de alto riesgo con coronavirus

Chris Moravito, director de Takeda
Chris Moravito, director de Takeda

La compañía farmacéutica Takeda ha anunciado a miembros del Congreso de Estados Unidos que está iniciando el desarrollo de una globulina hiperinmune (H-IG) policlonal anti-SARS-CoV-2 para el tratamiento de personas de alto riesgo con el nuevo coronavirus (COVID-19) y que está analizando si productos comercializados y en desarrollo de su cartera podrían ser tratamientos eficaces para los pacientes infectados.

El SARS-CoV-2 es el virus que causa el COVID-19. Las globulinas hiperinmunes son tratamientos derivados del plasma que, previamente, se mostró que son eficaces para tratar infecciones respiratorias virales agudas graves y que podrían ser una opción terapéutica para el COVID-19.

En este contexto, Takeda asegura que “tiene la experiencia necesaria para investigar, desarrollar y fabricar una posible H-IG policlonal anti-SARS-CoV-2 a la que ha dado el nombre de TAK-888”. “Como compañía dedicada a mejorar la salud y el bienestar de los habitantes de todo el mundo, vamos a hacer todo lo posible para abordar la amenaza del coronavirus”, subrayó el presidente de la división de vacunas de Takeda y codirector del equipo de respuesta al COVID-19 de esta compañía, el doctor Rajeev Venkayya.

Además, este portavoz de la citada entidad farmacéutica explicó que identificaron “varios productos y técnicas de la empresa para este fin y esperamos poder ampliar las opciones terapéuticas para los pacientes con COVID-19 y los profesionales sanitarios que les tratan”.

Takeda está actualmente en conversaciones con varias autoridades sanitarias y reguladoras nacionales y con entidades sanitarias de Estados Unidos, Asia y Europa para avanzar rápidamente en la investigación de TAK-888. Esto requiere el acceso al plasma de personas que se hayan recuperado del COVID-19 o que hayan sido vacunadas cuando se desarrolle una vacuna. “Estos donantes convalecientes tienen anticuerpos contra el virus que podrían mitigar la gravedad de la enfermedad en los pacientes con COVID-19 y posiblemente prevenirla”, indica esta compañía.

“Los tratamientos derivados del plasma son medicamentos esenciales que salvan vidas y que utilizan diariamente miles de personas de todo el mundo que padecen enfermedades raras y complejas”, apuntó el director de investigación y desarrollo de la división de tratamientos derivados del plasma de Takeda, el doctor Chris Morabito.

Además, esta compañía farmacéutica avanza que está analizando si algunos tratamientos comercializados y moléculas en desarrollo de su cartera podrían ser tratamientos eficaces para el COVID-19. Estos planes están aún en sus fases iniciales, pero Takeda es está dando “una alta prioridad”.

Comentarios