martes. 25.06.2024

Un nuevo estudio ha demostrado que comer garbanzos y alubias (incluidas alubias rojas, alubias negras y/o alubias pintas envasadas en lata y/o secas) está asociado a una mayor ingesta de nutrientes deficitarios, incluidos nutrientes de interés para la salud pública, y a puntuaciones de calidad de la dieta significativamente más altas.

Además, la investigación, publicada publicado en el 'Nutrition Journal', concluye que el consumo de alubias y/o garbanzos se asocia a mejores resultados relacionados con el peso, incluido un menor índice de masa corporal, peso corporal y una mejor circunferencia de la cintura. Esta nueva investigación se suma al creciente número de pruebas que demuestran los múltiples beneficios de incluir judías y garbanzos como parte de un patrón dietético saludable.

Los investigadores analizaron los datos de la Encuesta Nacional de Salud 2001-2018 de Estados Unidos para identificar los patrones de consumo de frijoles y / o garbanzos en comparación con aquellos que no consumen ningún frijol o garbanzo. Los resultados muestran que los adultos que consumen judías y / o garbanzos diariamente tienen puntuaciones de calidad de dieta significativamente más altas en comparación con aquellos que no lo hacen.

Los consumidores de judías y/o garbanzos también tienen una ingesta significativamente mayor de varios nutrientes deficitarios, como la colina, el ácido alfa-linolénico, el folato, el hierro, el magnesio y la vitamina E. Asimismo, la fibra dietética, el potasio y el calcio (nutrientes de interés para la salud pública) son significativamente mayores en las dietas de los consumidores de judías y/o garbanzos.

Por último, el estudio demostró que los adultos que consumen entre 1,7 y 2,0 raciones de alubias y/o garbanzos al día presentan un Índice de Masa Corporal (IMC) significativamente más bajo, un menor peso corporal y una cintura más pequeña que los no consumidores de alubias y/o garbanzos.

Una ingesta baja de estos nutrientes está relacionada con problemas de salud comunes en la población. El bajo consumo de potasio está relacionado con la hipertensión, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes de tipo 2 y la mala salud ósea y se cree que el bajo consumo de calcio influye en la salud ósea de las personas mayores, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares (ECV), el control del peso y el síndrome metabólico.

"La mayoría de la gente sabe que las alubias y los garbanzos son buenos para el corazón, pero nuestro nuevo estudio demuestra que en realidad son buenos para mucho más, como mejorar la ingesta de nutrientes y unos hábitos alimentarios más sanos", afirma el autor Yanni Papanikolaou, de Nutritional Strategies Inc.

"Nuestro análisis muestra que las alubias y/o los garbanzos enlatados y secos ayudan a cerrar las brechas nutricionales y alimentan las dietas ricas en nutrientes en Estados Unidos --prosigue--. Por el contrario, los datos sugieren que evitar las alubias y/o los garbanzos puede provocar déficits de nutrientes y consecuencias para la salud pública en los adultos".

Los hallazgos son coherentes con el conjunto de estudios revisados por expertos que demuestran que la inclusión de legumbres (alubias, garbanzos, guisantes y lentejas) como parte de una dieta saludable aporta innumerables beneficios para la salud, incluidos efectos protectores cardiovasculares, metabólicos e intestinales; mejores resultados de peso e inflamación de bajo grado, y puede desempeñar un papel en la gestión del riesgo de enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario.

Comer alubias y garbanzos, relacionado con un peso corporal más saludable