martes. 28.05.2024

Si por desgracia has sufrido un accidente o un ictus, tienes lesiones graves o algún tipo de dolor crónico, visitar un centro de rehabilitación te habrá ayudado en tu recuperación. Es más, la rehabilitación debe empezar cuanto antes para acelerar el proceso de recuperación. Los estudios demuestran que puede mejorar la movilidad y los niveles de actividad, acortar el tiempo de hospitalización o de baja laboral y mejorar considerablemente la calidad de vida.

Y es que un fisioterapeuta podrá evaluar la naturaleza y el alcance de tus problemas, pero también establecer objetivos contigo, basados en lo que es más importante para ti, tu salud. Pero esto no es todo, también puede proporcionar tratamiento, apoyo y asesoramiento y evaluar periódicamente tus progresos.

En el artículo de hoy queremos hacer hincapié en cómo para obtener una rehabilitación completa no basta con la fisioterapia, en muchas ocasiones es necesario trabajar conjuntamente con otras disciplinas, como la podología. Es por esto que nos gustaría hablarte de un centro de rehabilitación cordobés, Clínica Arias, y de su equipo de expertos en fisioterapia y podología.

¿Por qué podólogos y fisioterapeutas colaboran bien para ayudar a los pacientes?

Los fisioterapeutas y los podólogos son dos grupos de profesionales que ofrecen tratamiento a pacientes con lesiones o problemas en pies y tobillos.

Mientras que un fisioterapeuta se centra en la rehabilitación y en entrenar a los pies y piernas a moverse de cierta manera, un podólogo se concentra en la evaluación y el tratamiento. Los fisioterapeutas evalúan la calidad de la función y el movimiento y utilizan métodos de fortalecimiento y equilibrio para restablecer el movimiento. Un médico podólogo evalúa la estructura y función de todos los sistemas del pie y el tobillo y utiliza diversos tratamientos para abordar el problema, como la fisioterapia, otras modalidades no quirúrgicas o la cirugía.

Si hay fracturas, luxaciones o desgarros de tendones, por ejemplo, es necesaria una inmovilización inicial durante cierto tiempo para ayudar a que se curen las estructuras que soportan peso. Los podólogos prescribirán la inmovilización adecuada si es necesario dejar descansar la parte lesionada, o fortalecimiento y actividad si es necesario. La fisioterapia es importante para el fortalecimiento tras un periodo de inmovilización necesario para volver a practicar deportes o actividades, o si hay músculos débiles que deban fortalecerse para el equilibrio o la marcha adecuada.

¿Por qué Clínica Arias?

Cada día es más común acudir a un centro de rehabilitación como manera de recuperar la movilidad o acelerar el proceso de curación, sin embargo, en pocos lugares puedes encontrar todas las especialidades necesarias para un tratamiento completo. Habitualmente, tendrás que visitar distintas clínicas, lo que conlleva un gasto económico elevado además de hacerte perder mucho tiempo entre trayectos.

Como explicamos anteriormente, ciertas dolencias en pies y tobillos requieren de terapias conjuntas para conseguir que la rehabilitación sea óptima. En Clínica Arias puedes contar con el asesoramiento de especialistas tanto en el área de la fisioterapia como en la podología.

Clínica Arias se diferencia de sus competidores al ofrecer tratamientos de terapia multidisciplinar, aunando en un mismo lugar Fisioterapia, Osteopatía, Biomecánica y Podología. Pero además siempre valoran individualmente a sus pacientes para ser capaces de proporcionar un servicio completamente personalizado y un seguimiento estrecho de cada caso. Gracias a esta manera de trabajar, obtendrás resultados rápidamente.

Entre los tratamientos más destacados de Clínica Arias puedes encontrar:

  • Fisioterapia deportiva: dirigida a todas aquellas personas que practican de forma habitual cualquier deporte. No solo consiste en ayudar a diagnosticar y tratar lesiones, sino que también se ofrece asesoramiento y técnicas de prevención.
  • Rehabilitación post-quirúrgica: la que se destina a procurar la recuperación del paciente después de pasar por una cirugía. Además, incluye también la fisioterapia pre-quirúrgica, encaminada a que la operación tenga mayor éxito.
  • Terapia geriátrica: sirve para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, que con el paso de los años comienzan a sufrir patologías o desgaste del aparato locomotor, limitando su movilidad. También sirve para prevenir lesiones.
  • Tratamientos neurológicos: se centran en el sistema nervioso y en las posibles alteraciones o daños que se pueden sufrir en él.
  • Fisioterapia invasiva: destinada a favorecer el tejido músculo-esquelético, emplea agujas sólidas que se clavan en lugares concretos de la piel, localizados mediante ecografías
  • Fisioterapia manual: incluye los tratamientos con estímulos manuales sobre el tejido corporal de los pacientes.

Integrando lo mejor de la fisioterapia y la podología, en Clínica Arias podrán ofrecerte tratamientos de calidad, orientación experta y programas diseñados para que puedas mantener niveles óptimos de forma física y rendimiento.

Clínica Arias, el centro de rehabilitación que aúna el servicio de fisioterapia y...