domingo 1/8/21

El dolor del brazo tras la vacuna: No es el líquido ni la aguja

Suministro de la vacuna contra el Covid-19 en el Centro Cívico Poniente Sur en Córdoba / Pilar Gázquez.
Vacuna contra la covid-19

La esperada vacuna contra el coronavirus trae consigo varios síntomas secundarios como son fiebre, malestar general, diarreas. Sin embargo, el más común de todos es el dolor que produce en el brazo. Los expertos han explicado que las claves de este síntoma son el músculo deltoides y la velocidad de inoculación.

El dolor se explica por la zona en la que se recibe la inyección, en este caso el músculo deltoides, una zona muy vascularizada que permite los movimientos del hombro. De ahí, que nos pueda doler el brazo cuando hacemos algún movimiento o cuando nos dejamos caer en él. Este dolor se produce normalmente pasadas 24 horas después de recibir la dosis.

El otro factor se encuentra relacionado con la velocidad con la que se administra la vacuna, ya que si se hace demasiado rápido se genera una mayor presión en el músculo. También se ha podido demostrar que este dolor no viene por la cantidad de la dosis, ni tampoco por el tamaño de la aguja. La dosis que se administra contra la covid-19 es tan solo de 0,3 ml y su tamaño es demasiado pequeño para que duela. La medida es 25 x 8 mm y es la que normalmente se emplea con los niños.