miércoles. 24.07.2024

Romino desarrolló piernas arqueadas en la primera parte de su infancia, lo que le impedía caminar correctamente. Los médicos de su ciudad natal, en Madagascar le sugirieron masajes en las piernas como solución al problema, pero nada parecía funcionar.

En 2015, cuando Romino tenía tres años y tras no tener ninguna mejoría, Claudia, su madre lo llevó a un barco - hospital de caridad llamado "África Mercy", que recorre el continente con el fin de ayudar desinteresadamente. Claudia no pudo creer su suerte cuando se enteró de que Mercy Ships vendría a su país para brindar atención quirúrgica gratuita a los niños. Los médicos a bordo operaron al pequeño para que pudiera crecer corriendo, caminando y jugando como cualquier niño de su edad.

Este año, el Africa Mercy ha regresado a Madagascar y Romino se ha subido a bordo viviendo un emotivo reencuentro. Le manifestó a los médico que ahora quiere convertirse en uno de ellos. "Recuerdo cuando me ayudaron a caminar de nuevo, ahora quiero brindarle a la gente la misma ayuda que yo recibí en su día"

Después de la cirugía, Romino se recuperó bien y creció con piernas rectas y sanas. De hecho, Romino cuenta que a día de hoy gana la mayoría de las carreras que corre contra sus amigos.

"La gente se sorprende cuando lo ve, porque nadie creía que se vería así", dice su madre Claudia.

"Estoy muy feliz", dijo Romino. "Estoy feliz porque nunca pensé que volvería aquí para ver el barco de nuevo". Romino tiene pocos recuerdos del África Mercy y de las personas que lo ayudaron, pero su experiencia lo ha inspirado a querer ayudar a los demás.

Este es el cuarto servicio de campo de Mercy Ships en Madagascar, después de las visitas anteriores en 1996, 2015, cuando Romino fue atendido, y 2016.

En el transcurso de visitas anteriores a la nación insular de Madagascar, Mercy Ships colaboró con el Ministerio de Salud del gobierno para proporcionar más de 6.425 procedimientos quirúrgicos que cambiaron vidas, al tiempo que dotó a los proveedores de atención médica locales de nuevas técnicas.

Don y Deyon Stephens fundaron esta organización cristiana en Suiza en el año 1978 con la compra de su primer barco. Desde entonces, varios Mercy Ships han visitado más de 75 países de todo el mundo, centrándose en el continente africano. Actualmente operan una flota de dos barcos compuesta por el Global Mercy y el Africa Mercy.

 

Una cirugía le cambió la vida, años después quiere ser médico