martes 26/10/21

Científicos españoles resucitarán ojos humanos para desarrollar nuevos tratamientos contra la degeneración ocular

Pia Cosma
Pia Cosma

 

Un consorcio internacional de equipos científicos está desarrollando un nuevo método para revivir ojos y acelerar la investigación clínica.

Coordinado por Pia Cosma en el Centro de Regulación Genómica (CRG), el consorcio creará un dispositivo que resucita los ojos de donantes fallecidos. El grupo de investigación desarrollará sangre artificial para proporcionar oxígeno y nutrientes a las células, reactivar la actividad de las células nerviosas y restaurar la función total del ojo. También desarrollarán el humor vítreo artificial que mantendrá la presión ocular del ojo.

El dispositivo, llamado ECaBox, tendrá forma de cubo transparente que imitará las condiciones del ojo humano vivo, manteniendo su temperatura y los niveles de pH. A la vez, evitará la formación de coágulos de sangre y eliminará los desechos metabólicos y las toxinas.

El proyecto ha recibido 3,5 millones de euros del programa de investigación FET-OPEN de la Unión Europea, que financia nuevas tecnologías de vanguardia.

La discapacidad visual afecta a más de 250 millones de personas en todo el mundo, y treinta y seis millones de personas viven con ceguera. A menudo la degeneración de la retina es incurable y el envejecimiento de la población en todo el mundo es un gran desafío social y económico.

La tecnología actual sólo permite que los ojos puedan mantenerse a 4ºC durante un período de 48 horas, antes de su degradación irreversible. Esto limita su uso para experimentos, particularmente para probar la efectividad de nuevos medicamentos y tratamientos.

Aunque existen avances en organoides humanos (tejidos que crecen en una placa de Petri) que imitan la función del ojo, no logran encapsular la complejidad fisiológica del órgano, como sus sistemas inmunológico, vascular y metabólico.

Al revivir los ojos, el nuevo método evitará estas limitaciones y los mantendrá sanos durante al menos un mes, lo que ayudará a los equipos científicos a evaluar la eficacia, la eficiencia y la seguridad de las nuevas terapias regenerativas y las pruebas con fármacos. El uso de ojos resucitados también puede eludir varias restricciones éticas de las pruebas preclínicas con animales, así como la experimentación humana.

"Hay una gran cantidad de posibles tratamientos y terapias nuevos para el daño ocular y la pérdida de la visión, pero el coste descomunal de realizar un ensayo clínico puede significar que nunca lleguen al mercado", afirma Pia Cosma, profesora de investigación ICREA, jefa de grupo en el Centro de Regulación Genómica (CRG) y coordinadora del proyecto. "Nuestro nuevo método puede mejorar en gran medida los pasos de validación preclínica para estos tratamientos, respaldando la selección de un mayor número de candidatos y ayudando a que los medicamentos prometedores escapen del 'valle de la muerte' causado por los análisis de coste-beneficio de la industria farmacéutica".

Está previsto que un prototipo preliminar del dispositivo esté listo para finales de 2023. Una vez terminado, el grupo planea usar el dispositivo para probar sus propias terapias regenerativas retinianas desarrolladas en el CRG.

“Una teoría desarrollada a finales de los años 90 sugiere que la fusión de células de diferentes tipos puede resultar en nuevas células híbridas que pueden diferenciarse en células retinianas especializadas,” dice Pia Cosma. "La tecnología para probar cómo funciona esto en la práctica ha sido limitada. Usaremos este nuevo dispositivo para explorar este enfoque por primera vez en ojos humanos, un enfoque terapéutico que lideramos en el CRG".

ECaBox se creará mediante una colaboración interdisciplinar entre siete centros de investigación. En Barcelona, el proyecto estará coordinado por Pia Cosma en el CRG, en colaboración con equipos científicos en dos otros centros catalanes: uno liderado por Ricardo Casaroli en la Universitat de Barcelona, y el otro liderado por Nuria Montserrat en el Instituto de Bioingeniería de Catalunya (IBEC).

Los colaboradores internacionales incluyen el King's College London en el Reino Unido, la Asociación para el Avance de la Ingeniería de Tejidos, Tecnologías y Terapias Basadas en Células (A4TEC, por sus siglas en inglés) en Portugal, AFERETICA en Italia, y la Universidad Bar-Ilan (BIU por sus siglas en inglés) en Israel.

Comentarios