lunes 27/9/21

Celia, de 10 años, envía un mensaje a los sanitarios que cuidaron de su padre: "Deseo que esto se acabe pronto, para que así podáis descansar"

Los sanitarios han respondido a Celia con una tarjeta firmada por todos y una mascarilla
Los sanitarios leen el mensaje que les ha enviado Celia. / SERGAS OURENSE
Los sanitarios leen el mensaje que les ha enviado Celia. / SERGAS OURENSE

Miguel de 45 años ha sido ingresado hace 12 días al Hospital Universitario de Ourense tras dar positivo en Covid. Ahora esta estable aunque aun recuerda con miedo los primeros días de ingreso que compara con el infierno.

“A las pocas horas de marcharse de casa en ambulancia, el médico me llamó y me dijo: tiene una neumonía bilateral muy grave y no descartamos meterlo en la UCI”, ha infirmado su mujer, Natalia Pato. 

Los primeros días Miguel no tenía ni fuerzas para hablar por el teléfono. Sin embargo, vinieron al rescate los sanitarios que llamaban a diario a Natalia para informarla pero también para “tranquilizarla” hasta que Migue se recuperó lo suficiente para hablar. 

“Ahí supe que estaba en las mejores manos. Me dijo que se sentía como en un hotel de cinco estrellas, que el personal era maravilloso y que se encontraba como si estuviera en familia”, ha recordado Natalia. 

Natalia junto con sus dos hijos, Roi y Celia, de 13 y 10 años, han decidido mostrar un gesto su agradecimiento a los sanitarios por cuidar a Miguel. Mientras la madre se ha encargado de preparar un pastel, la pequeña Celia ha dibujado en una cartulina un corazón grande destinado a los sanitarios que han cuidado a su padre. 

“Gracias por cuidar a papá. Gracias por vuestro cariño, por vuestra paciencia, por las buenas y cariñosas palabras con las que habláis con mi mamá, y tenéis que estar muy orgullosos por vuestro trabajo. Deseo que esto se acabe pronto, para que así podáis descansar. ¡Os lo merecéis! Muchísimas gracias ¡Ánimo!”. Este ha sido el mensaje que ha adjuntado la pequeña en su regalo. 

"El dibujo es precioso. La verdad es que ha trabajado mucho", ha comentado una de las sanitarias al recibir el regalo. Afirman que ha supuesto un chute de energía para el personal del hospital que lleva detrás meses de trabajo duro y continuo. Han decidido colgar el dibujo en uno de los ventanales de la planta.

Los sanitarios han decidido hacerle saber a Celia lo mucho que les ha gustado su regalo. Han firmado una tarjeta con un mensaje de agradecimiento que junto con una masacrilla ha sido trasladado una emisaria a casa de Celia. 

“Para Celia con cariño de todos los que trabajamos en la quinta planta norte del Hospital Universitario de Ourense en agradecimiento por su bonito dibujo y su preciosa dedicatoria. Gracias”. Este ha sido el mensaje de los sanitarios de la 5ª Planta. 

La pequeña también lo ha colgado en su habitación y no puede esperar a ver de nuevo a su padre. 

Comentarios