sábado 12/6/21

El BOE decreta las medidas de comercialización de mascarillas para personas con sordera

Mascarilla
mascarilla para personas con problemas de audición

Según el Boletín Oficial del Estado compartido por el Ministerio de Consumo con respecto al material sanitario, finalmente se ha decretado qué medidas se deberán tener en cuenta a la hora de comercializar mascarillas transparentes que faciliten la lectura labial a personas con sordera.

El boletín, que ha sido compartido el día 12 de febrero, entrará en vigor un día después de su publicación, y resuelve las principales dudas respecto las medidas higiénico-sanitarias que este tipo de mascarillas debe cumplir para poder ser comercializadas.

Según el Artículo 5: "Requisitos para la comercialización" del BOE del 12/02/2021, en su apartado 9 explica que "las mascarillas higiénicas o cobertores faciales comunitarios transparentes o con zonas transparentes destinadas a permitir una correcta lectura labial y reconocimiento de toda la expresión facial deberán cumplir con todas las disposiciones de la presente orden y, de forma complementaria, con determinados requisitos".

Los tres requisitos citados en el BOE hacen referencia a la transpirabilidad de la mascarilla, así como la eficacia del filtro a la hora de proteger tanto al portador como a las personas con las que ésta persona mantiene contacto:

  1. Los materiales deberán ser suficientemente transparentes como para permitir una visión nítida de la superficie cubierta, garantizando la correcta visualización de labios y dientes, así como de toda la expresión facial, evitando efectos que puedan interferir en la comunicación como el empañamiento continuado de la zona transparente o la distorsión o reducción significativa del volumen de voz del usuario con la mascarilla puesta.
  2. En caso de tener algunas zonas compuestas por materiales que no permitan el paso del aire inhalado o exhalado, deberá realizarse una evaluación de riesgos para asegurar que el producto no obstruye indebidamente la respiración o provoca algún riesgo tras un uso prolongado, debiendo constar la información resultante de tal evaluación en el etiquetado. Para esta evaluación, entre otros aspectos, se deberá tener en consideración la ubicación, tamaño y características de las zonas de la mascarilla que no permitan el paso del aire, las zonas filtrantes que sí que permitan el paso del aire (que deberán permitir una correcta respiración y el paso de la totalidad del aire filtrado), y el adecuado ajuste a la cara.
  3. Deberán incluir en el etiquetado información o advertencia acerca del efecto distorsionador del habla y de la minoración en decibelios que provoca la mascarilla o cobertor facial comunitario.

 

Comentarios