jueves. 11.08.2022

Alma, la perrita que avisa de las bajadas de glucosa de su dueño Alex

El pequeño Alex tiene 2 años y sufre de hipoglucemias de origen desconocido, de las cuales, su perrita Alma avisa a sus padres 20 minutos antes de que ocurran, siendo la guardiana de pequeño
La perrita Alma junto al pequeño Alex
La perrita Alma junto al pequeño Alex

El pequeño Alex tiene tan solo dos añitos y sufre de hipoglucemias de origen desconocido. A la espera de que los informes médicos confirmen la extraña enfermedad del niño, sus padres tienen la suerte de contar con la ayuda inestimable de una gran aliada. Alma, la perrita de la familia que se ha convertido en la alerta médica de Alex, avisando 20 minutos antes de que estas bajadas de glucosa se produzcan.

Carmen Iglesias, madre de Alex comentó cómo es capaz de ayudar Alma a detectar dichas bajadas de azúcar: "Ella detecta el isopreno, una enzima que segrega Álex cuando le baja la glucosa, y marca el peligro. Se pone delante del niño y ladra una sola vez, con un ladrido seco". Tras el aviso, los padres de Alex proceden a actuar rápidamente: "Le damos un biberón de leche, a veces añadimos maicena para que le suba el azúcar, y si la hipoglucemia es grave, le damos glucosa oral", asegura.

Hace una semana, Alex y sus padres acudieron a Zaragoza, donde está la Fundación Canem, encargada de adiestrar a la perrita Alma desde que tenía 45 días de vida. "Fue un viaje muy emotivo. El encuentro entre Álex y Alma fue muy emocionante porque la cachorrita enseguida se dio cuenta de que tenía que cuidar de Álex y lo marcó. Lo empezó a lamer, le dio besos y la primera noche ya durmió a su lado estirada", explica Alejandro Nespereira, el padre.

Esta fundación se encarga de educar de manera gratita a perros, para ayudar a niños con diabetes o epilepsia, pero no con la patología de Alex, una, aún no diagnosticada, glucogenosis. Por eso mismo, Carmen y Alejandro pusieron en marcha una campaña de recaudación, para conseguir los 6.000 euros necesarios para pagar a Alma.

"En pocos días hemos notado ya un gran cambio. Álex está mejor emocionalmente y nosotros también estamos más tranquilos". La perrita descansa las mañanas cuando Alex está en la guardería, para poder luego hacer guardia a lo largo de la noche y alertar cualquier cambio en la glucosa del pequeño, según explicó la madre de Alex.

Alma, la perrita que avisa de las bajadas de glucosa de su dueño Alex
Comentarios