miércoles. 22.05.2024

En esta etapa crítica de la enfermedad, Álvaro está en la fase final del tratamiento previo al trasplante, que implica altas dosis de quimioterapia para preparar su cuerpo.

Una vez completada esta fase, el niño se someterá a la cirugía necesaria para iniciar su recuperación, pero se necesita un donante totalmente compatible, preferiblemente su hermano gemelo, que hasta ahora no ha sido encontrado entre más de 4,000 voluntarios.

A pesar de no saber sobre su cáncer, Álvaro enfrenta los efectos secundarios del tratamiento con optimismo. Su madre lo ha explicado como una búsqueda de "bichitos" que deben encontrar para ayudarlo a sanar.

El trasplante de médula ósea implica transferir células madre hematopoyéticas a un paciente para ayudar a producir células sanguíneas saludables. Este proceso puede ser autólogo, utilizando las propias células del paciente, o alogénico, con células de un donante compatible. El procedimiento para donar médula ósea implica estar sano, tener entre 18 y 40 años y pasar por una extracción de células, que puede hacerse mediante inyecciones de factores de crecimiento o mediante punciones en las crestas ilíacas bajo anestesia general o epidural. 

Alejandro, de 10 años, sigue esperando un donante de médula ósea compatible