lunes 23/11/20

Una operación logística sin precedentes: Las aerolíneas se preparan para transportar la vacuna contra el Covid

Se prevé que las principales aerolíneas de cada Estado sean las que se encarguen del transporte de la vacuna

Aviones (Pixabay)
Aviones (Pixabay)

Dadas a conocer las vacunas contra el Covid ahora llega un momento delicado. La distribución por parte de las aerolíneas.

Se prevé que las principales aerolíneas de cada Estado sean las que se encarguen del transporte de la vacuna. Un proceso que podría comenzar a finales de diciembre o principios de enero. EnEspaña por ejemplo, se espera que sea Iberia, aunque no hay nada confirmado por el momento ya que las operaciones de carga se centralizan desde IAG Cargo. Su transporte depende de algunos criterios que la compañía, en principio, cumple.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha sido la que ha avanzado los principales requerimientos a la espera de que se confeccione un plan más concreto. Para empezar, el transporte de tales cantidades de vacunas y su almacenamiento en contenedores extremadamente fríos implica una logística muy compleja, incluidas las alternativas que habrá que tener en caso de que no se pueda garantizar una cadena de frío óptima en el punto de destino. 

La vacuna de Pfizer debe mantenerse congelada (a -70 grados Celsius). Otras necesitarán ser distribuidas a una temperatura constante de entre +2 y +8 grados Celsius. Esto significa que las soluciones logísticas serán esenciales para mantener la calidad a lo largo de la cadena de distribución de la vacuna. 

A esto se le suma el factor de que ciertos refrigerantes son catalogados como peligrosos  y los volúmenes que pueden ser transportados son limitados. Así, será preciso que en los lugares de destino haya instalaciones con control de temperatura, así como equipos y personal entrenado para manejar mercancía sensible. 

En Francia y Holanda, el grupo Air France KLM ya se prepara para ser el encargado del transporte. Así, en Holanda cuentan con un centro de operaciones de Schiphol Pharma, donde abrieron un almacén de temperatura controlada de 1.118 m3 hace unos meses y construyeron una cámara frigorífica adicional de 2.061 m3. 

Respecto al volumen, la distribución de las vacunas será una operación logística sin precedentes. Las expectativas iniciales son que alrededor de 15.000 millones de vacunas tendrán que ser distribuidas en todo el mundo, calculan desde Air France. Muchas de ellas también tendrán que ser distribuidas a temperaturas muy bajas. 

Para que este plan funcione los gobiernos deben restablecer la conectividad aérea que había antes de la pandemia y que incluía 22.000 enlaces entre ciudades. A las autoridades nacionales también corresponderá asegurarse de que los trámites aduaneros se hacen rápido.

En sus recomendaciones, la IATA también sugiere que se aprueben procedimientos rápidos para el sobrevuelo y aterrizaje cuando los aviones estén transportando las vacunas contra la Covid-19. Además, debe garantizarse la vigilancia en tierra y prepararse para posibles problemas de seguridad.

Desde que comenzó la crisis del coronavirus, la carga aérea ha sido un socio vital en la entrega de medicamentos, equipos médicos y en el mantenimiento de las cadenas de suministro globales. Un servicio que las aerolíneas han gestionado con bastante éxito a pesar de las dificultades provocadas por la crisis de la Covid. Y, ahora, el transporte de la vacuna se alza como una oportunidad para seguir volando y sobrevivir a la crisis de la Covid.