miércoles 27/10/21

Aceite de oliva y miel: 2 ingredientes que acumulan propiedades y beneficios casi medicinales

Archivo - Aceite de oliva - Alberto Ortega - Europa Press - Archivo
Archivo - Aceite de oliva - Alberto Ortega - Europa Press - Archivo

El próximo sábado 16 de octubre es el Día Mundial de la Alimentación, una cita proclamada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en 1979. Nacida para concienciar acerca de los problemas alimenticios del mundo, esta fecha puede servir, al mismo tiempo, para reconocer la fortuna que tenemos los españoles con la gastronomía y la reconocida dieta mediterránea. 

Entre los ingredientes más destacados de nuestra dieta, hoy queremos dar visibilidad a dos que acumulan propiedades y beneficios casi medicinales. Hablamos del aceite de oliva virgen extra, nuestro oro líquido y de la miel, siempre natural y saludable. Ambos cuentan con unas demostradas ventajas que los convierten en imprescindibles a nivel nutricional.

Aceite de oliva virgen extra

La Fundación Española del Corazón reconoce el aceite de oliva virgen extra como un gran aliado para luchar contra las enfermedades del corazón. Su ingesta diaria, advierten, ayuda a proteger la salud cardiovascular, consecuencia de su composición en ácidos grasos y sus componentes antioxidantes. "El aceite de oliva virgen extra es nuestro oro líquido y podría decirse que uno de los ingredientes más saludables de nuestra dieta, dado que, como indican los expertos, sus antioxidantes, polifenoles, vitaminas y carotenos previenen frente a enfermedades crónicas de alta gravedad", lo indica María Fernández-Salvador, gran conocedora de las propiedades del aceite de oliva y fundadora de Loma de la ermita, una premiada firma que lo produce en Andalucía.

Miel

Existen muy diversas variedades de miel en el mercado y todas ellas se extraen mediante procesos naturales, pero lo que influye en que mantengan sus beneficios es que se elaboren mediante procesos artesanales, dejando a un lado las industriales. Conservan unas maravillosas propiedades que han llevado a universidades como la de Illinois a confirmar que se trata de un alimento que protege del colesterol, por lo que ayuda al corazón. "La miel es antiinflamatoria, antioxidante y antibiótica. Además contiene enzimas, aminoácidos, vitaminas, antioxidantes, minerales y ácidos orgánicos. Nosotros solo utilizamos procesos tradicionales de obtención que mantienen sus beneficios intactos", apunta María Fernández-Salvador.

Comentarios