jueves 21/1/21

9 enfermos por Covid reciben el alta en tiempo récord tras probar una terapia contra el cáncer infantil

Se les inyectaron linfocitos T de pacientes recuperados de Covid que es la misma técnica que se estaba ensayando con niños enfermos de cáncer

alta en un centro Covid-19 de Aragón
Fuente: Gobierno de Aragón
alta en un centro Covid-19 de Aragón Fuente: Gobierno de Aragón

Nueve enfermos que estaban ingresados en el hospital La Paz de Madrid han mejorado su condición, hasta ser dados de alta, gracias a un tratamiento celular novedoso que se emplea en niños con cáncer. El ensayo clínica, que ha sido financiado y proporcionado por la Fundación CRIS Contra el Cáncer, ha adaptado a pacientes con Coronavirus una terapia celular empleada en oncología infantil y los resultados no han podido ser más positivos: os 9 pacientes han sido dados de alta en tiempo récord.

“La ciencia y la investigación es el único camino para acabar con el cáncer y en este camino hemos desarrollado una estrategia que podría ser beneficiosa contra el Covid-19. El mejor medicamento antiviral es el que obtenemos del sistema inmune de un paciente recuperado, y en concreto y como se está viendo en el Covid-19 de su inmunidad celular. Nosotros llevamos varios años incorporando la terapia celular con linfocitos memoria en trasplantes, una estrategia que está mejorando los resultados en trasplante de médula, y lo hemos trasladado al Covid”, explica el doctor Antonio Pérez Martínez, jefe de hemato-oncología pediátrica de La Paz y director de la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas del hospital.

ADMINISTRACIÓN DE LINFOCITOS T

“El ensayo clínico consiste en la administración de linfocitos T memoria obtenidos de donantes que se han recuperado del Covid. Estos linfocitos contienen a su vez un subtipo de linfocitos que reacciona específicamente al SARS-CoV-2. Los pacientes a los que se les ha administrado el tratamiento son pacientes que están hospitalizados por insuficiencia respiratoria y neumonía bilateral y requerimientos de oxígeno, pero no ingresados en cuidados intensivos”, subraya.

“Hemos visto en esta primera fase, que, aunque parece complejo es posible realizarlo y además ha resultado seguro. Pero vamos más allá, y estamos planteando un estudio de profilaxis para evitar que los pacientes más vulnerables al Covid se contagien, o si se contagian que sean menos contagiosos y tengan un período más pequeño de cuarentena y que podamos normalizar la estrategia social lo antes posible”, profundiza Pérez-Martínez.

AYUDAR AL SISTEMA INMUNE CON OTRO SISTEMA INMUNE

“El Covid-19 es una enfermedad muy compleja que deprime al sistema inmune, disminuye el numero de linfocitos. Igual que en las anemias trasfundimos sangre y en la trombocitopenia plaquetas, en la linfopenia deberíamos infundir linfocitos”, declara Bernat Soria, Investigador del Instituto de Bioingeniería y del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital General de Alicante, que destaca que “aunque este tratamiento se clasifica como inmunoterapia celular pasiva tiene algo de vacuna pues aumenta los linfocitos del propio paciente”.

Hasta la fecha el lanzamiento de este tratamiento médico y ensayo clínico ha sido posible gracias a la colaboración y concienciación de la sociedad con sus donaciones, a la Agencia Valenciana de Innovación, al apoyo inestimable de las empresas, a la colaboración también de otras organizaciones como Aladina que se sumó a la causa con una gran participación de 20.000 euros, pero aún está en proceso de búsqueda de fondos para realizar las pruebas de su eficacia como tratamiento.

SANITARIOS DONANTES

El Ensayo Clínico de la Unidad CRIS de La Paz adaptando la terapia celular de cáncer infantil al Covid-19 tiene una emotiva historia detrás: los trabajadores de La Paz, que han estado en primera línea de actuación durante los peores momentos de la pandemia del Coronavirus, son los principales donantes de linfocitos T, ya que ellos también han sufrido los efectos de la enfermedad y se han recuperado. En su vuelta al trabajo no han dudado en participar en este Ensayo Clínico y el primer donante es un enfermero de quirófano de La Paz con más de 20 años de experiencia de servicio hospitalario: Jaime, de 40 años, que sufrió el Covid en marzo.

Tras “una montaña rusa de dolores, gastroenteritis y fuertes migrañas”, se reincorporó al hospital, se apuntó como voluntario a otro ensayo de plasma hiperinmune el 22 de abril y conoció el ensayo. “Me dijeron que era un donante ideal y respondí que contaran conmigo para lo que hiciera falta. Estaba encantado de poder ayudar. Además, de mi extracción, que duró unas cuatro horas, me dijeron que se pueden beneficiar hasta 30 pacientes”, explica. “La investigación es fundamental y poder ayudar es muy gratificante. Cuando lo compartí con mis compañeros de quirófano, todos me dijeron que se querían apuntar. Ojalá ayude a concienciar y a salvar vidas”, concluye. 

Comentarios