martes. 23.04.2024

 

 

La llamada 'cuesta de enero' es un momento complicado no solo para los bolsillos de los consumidores, sino también para su salud mental, especialmente para las nuevas generaciones ya que el 75 por ciento de los españoles menores de 35 años confiesa que la 'cuesta de enero' afecta a su salud mental, según un estudio realizado por Miravia.

Este sentimiento se intensifica especialmente entre los más jóvenes, entre 18 y 25 años (donde el porcentaje asciende hasta el 78%) y más en mujeres que en hombres (78%).

Esta realidad social de después del periodo navideño provoca en los consumidores un sentimiento de estrés y preocupación que se acaba manifestando en cambios en su salud mental en el 48 por ciento de los casos. Concretamente, el 66 por ciento de los jóvenes españoles sufren o han sufrido en alguna ocasión ansiedad como resultado de las preocupaciones financieras de la llamada cuesta de enero. Además, un 40 por ciento de los jóvenes dice que este tipo de preocupaciones afectan a sus relaciones personales y profesionales.

Este sentimiento no solo se manifiesta durante las primeras semanas del nuevo año, tradicionalmente marcadas por el gasto y la presión económica, sino que para el 22 por ciento esta es una sensación que cuenta incluso con un impacto duradero en su salud mental a largo plazo.

En este sentido, los españoles afirman sentir una especial preocupación por el futuro (36%) y un mayor estrés financiero (31%) en estas fechas. Desde el punto de vista más financiero, el 35 por ciento de los jóvenes dice sentir nerviosismo ante la imposibilidad de ahorrar dinero y un 34 por ciento se siente preocupado por los gastos adicionales que debe asumir en estas fechas. Un 24 por ciento dice también temer a la necesidad de ajustar su estilo de vida al presupuesto cada vez menor.

No obstante, los jóvenes españoles tienen clara su necesidad de lidiar con este momento al que se enfrentan y el 25 por ciento de los jóvenes dice sentirse motivado por empezar un nuevo año y afrontar nuevos retos. En este sentido, la psiquiatra y escritora Rosa Molina incide en la importancia de mantenerse optimistas y extraer el lado positivo de este nuevo comienzo.

"Es importante mantener un optimismo realista que enfoque a la persona en lo que sí puede controlar a través de sus propias acciones y decisiones; en establecer nuevas metas alcanzables y cuidarse. La capacidad para enfrentar desafíos puede incluir saber cuándo es momento de disminuir la velocidad en metas y en productividad y centrarse en la planificación y cuándo es momento de arriesgar partiendo de una mayor estabilidad económica y mental", afirma Rosa Molina.

Asimismo, muchos jóvenes ven la cuesta de enero como una oportunidad para obtener experiencias y aprendizajes y, en este sentido, creen que algunas buenas prácticas para estas fechas son: establecer metas realistas (45%), concentrarse en buscar soluciones, no en los problemas (41%) y enfocarse en aquello que se puede controlar (41%). Para otros, establecer un presupuesto realista (38%) o priorizar el autocuidado (32%) son también una buena manera de mantenerse positivo.

Al ser preguntados por qué hacer para cuidar su salud mental en estas fechas, los jóvenes creen que las mejores actividades son: pasar tiempo al aire libre (47%), hacer ejercicio de manera regular (45%) o mantenerse conectado con sus seres queridos (42%). Otros hábitos que los jóvenes consideran saludables son un el desarrollo de hobbies (40%), un consumo consciente de las redes sociales (16%) y una rutina matutina inspiradora (13%).

Además, este estudio también indica que los jóvenes españoles son optimistas ante la posibilidad de encontrar un equilibrio entre cubrir sus necesidades básicas y mantener una buena salud mental. Para ello, el 18 por ciento establece sus prioridades en función de la urgencia y el 15 por ciento trata de planificar con antelación para evitar una crisis.

Según Rosa Molina es esencial propósitos conscientes para el nuevo año, además de tratar de hacer actividades fuera de la rutina que ayuden a mantenerse positivo.

"Los jóvenes necesitan ser los creadores y artistas de su propio día, utilizando la paleta de colores que incluya orden, pequeños retos diarios y equilibrio mental. Es importante mantener propósitos conscientes y de higiene mental: Empezar el día por la noche durmiendo suficiente te ayudará con la concentración y capacidad de decisión, evitar el ruido mental alejándote del intermitente estímulo de la tecnología que consumirá tu energía y por último, sazonar el día con flexibilidad mental, siendo capaz de adaptarte a los cambios y tolerar la incertidumbre", comenta.

75% de los jóvenes asegura que la 'cuesta de enero' afecta a su salud mental