martes. 23.04.2024

La Comisión Europea ha aprobado el Programa de Transición Justa de España, que incluye el Plan Territorial de Transición Justa, lo que da vía libre para ejecutar más de 32 millones de euros en el Valle del Guadiato de Córdoba en ayudas con cargo al europeo Fondo de Transición Justa (FTJ).

Tal y como ha detallado la Subdelegación del Gobierno en Córdoba en una nota, dicho plan contiene las tipologías de actuaciones elegibles para ejecutar los 868 millones de euros de ayuda del europeo FTJ que le corresponden al país y que recalarán en los territorios elegibles de seis comunidades autónomas --Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Galicia e Islas Baleares-- afectados por el cierre de minas de carbón y centrales térmicas de carbón.

El 96 por ciento de los fondos del FTJ será gestionado por las comunidades autónomas de los territorios elegibles y el cuatro por ciento restante será gestionado por el ITJ, que lo empleará para actuaciones transversales en dichos territorios. La provincia de Córdoba recibirá el 3,70 por ciento de los fondos, lo que implica ayudas por un importe de 32.160.979 euros.

Gracias a las ayudas del FTJ se impulsará el ecosistema industrial de la provincia, se fomentará la economía circular, la producción de hidrógeno verde y otros combustibles renovables, el desarrollo de infraestructura eléctrica en zonas de transición justa, la regeneración y descontaminación de espacios degradados y actuaciones de formación y acceso al empleo.

Las ayudas, que se repartirán hasta 2027, apoyarán a más de 1.900 empresas, la gran mayoría Pymes, impulsando la generación de unos 6.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

El Instituto para la Transición Justa (ITJ), organismo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), ha diseñado el plan y el programa cooperando muy estrechamente con las seis comunidades autónomas implicadas, buscando optimizar las posibilidades del FTJ, un instrumento novedoso de la Política de Cohesión europea, que por primera vez se ha focalizado en retos concretos --los ligados a la transición justa-- y a territorios concretos, a nivel provincial o inferior.

EL FTJ tiene algunas ventajas frente a otras herramientas de cohesión. Destaca que, bajo ciertas condiciones, pueden recibir su apoyo las instalaciones sujetas al mercado europeo de emisiones de carbono y las grandes empresas para inversiones productivas, hasta un máximo del 15 y el 30 por ciento de los fondos totales, respectivamente; además, tiene unas tasas de cofinanciación un diez por ciento más elevadas que las del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en regiones transición y más desarrolladas, de modo que el gasto total a certificar ante las autoridades comunitarias ascenderá a unos 1.250 millones.

Los fondos del FTJ se adicionan a las ayudas que viene canalizando el ITJ: desde 2019 ha concedido 350 millones en ayudas para trabajadores, empresas y entidades públicas locales, a los que se añaden otros 300 millones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

La transición justa es un elemento transversal de la política energética gubernamental, donde destacan los concursos de acceso a la red eléctrica como el recientemente celebrado en Teruel o la priorización de los proyectos en las zonas de transición justa en numerosas líneas de financiación del PRTR.

Trabajo Previo

Las inversiones facilitadas por el FTJ permitirán completar el amplio trabajo previo del Gobierno de España para cumplir con los objetivos de apoyar la transformación de los territorios que cierran el carbón con nuevos emprendimientos y proyectos tractores, en los que se cierre una transición energética innovadora basada en renovables, apoyar a la población trabajadora tenga para que tenga oportunidades de empleo y formación adecuada y las economías locales se transformen en unas sostenibles ambiental y socialmente.

El Valle del Guadiato de Córdoba podrá ejecutar 32 millones en ayudas