sábado. 22.06.2024

Más de 200 personas, entre profesionales del Hospital de Puente Genil, ciudadanos de este municipio y representantes de la Plataforma de Puente Genil y de UGT Servicios Públicos (UGT SP) de Córdoba, convocante de la concentración, se han reunido esta mañana ante las puertas del Hospital de Alta Resolución de Puente Genil para exigir la puesta en funcionamiento de todos los quirófanos del centro hospitalario, así como todos los servicios sanitarios del mismo a pleno rendimiento.

Por la mañana, un sindicato de enfermería hacía pública una comunicación de Salud según la cual estos problemas habrían quedado resueltos al abrirse ya los quirófanos para su funcionamiento. De hecho, fuentes del Hospital informaron a UGT de que miembros de esta organización habrían estado desde primera hora de la mañana recorriendo las distintas plantas del centro sanitario informando sobre esta anunciada solución en un acto que desde los ugetistas ha sido interpretado como un intento de “reventar la concentración convocada por UGT, denunciante de los hechos”.

La secretaria general de Sanidad de UGT SP Córdoba, Mari Carmen Heredia, desmintió por completo la información ofrecida por Salud y aseguró que “debido a la presión ejercida por la ciudadanía, por los sanitarios y por este sindicato se han dado pasos que no serían sino parches para calmar los ánimos, muy alterados, ante este nuevo proceso de privatización de servicios, ya que no será ni como se anunció, ya que la apertura para ginecología, anunciado para hoy, se ha suspendido, y tan sólo está prevista la apertura de un quirófano para el miércoles 24 para cirugía, ya que la apertura de otro quirófano para traumatología previsto se ha cancelado igualmente, lo que se aleja mucho de la reapertura y funcionamiento pleno que este sindicato y la ciudadanía de Puente Genil viene reclamando”.

Por otra parte, la secretaria ugetista, que agradeció la asistencia y apoyo de la Plataforma de Puente Genil, así como la de la ciudadanía de este municipio y la de los sanitarios del hospital, subrayó que “las previsiones para el mes que vienen son inciertas porque, si bien parecen prever abrir quirófanos dos o tres días a la semana, aún no hay ninguna intervención programada y desconocemos qué cantidad de quirófanos tendrían actividad, si es que esto puede llegar a suceder porque aún no hay nada confirmado, todo está en el aire, promesas, y a medias”. Lo que Heredia indicó sí tener claro es que “la Administración de Salud pretende tirar de profesionales de otros hospitales para cubrir estas intervenciones, algo que se aleja por completo de lo que exigimos, una plantilla propia y un funcionamiento a pleno rendimiento del Hospital de Puente Genil y sin derivaciones a la sanidad privada, porque tenemos las infraestructuras necesarias y sólo necesitamos la contratación de las personas que cubran estas necesidades para no tener que depender a servicios externos”.

Mari Carmen Heredia denunció que los contratos que se están ofreciendo a personal sanitario obligan a estos a cubrir sus servicios con horas en distintos hospitales, lo que consideró es una de las causas que provocan que “los profesionales no quieran trabajar en el SAS y gran parte de ellos prefieren irse a otra comunidad o al extranjero porque se cansan de estar así, por lo que no nos faltan profesionales, que los hay, sino condiciones laborales aceptables que motiven a estos profesionales a optar a trabajar en la sanidad pública andaluza”.

La representante de UGT en Sanidad denunció que las consultas en el Hospital de Puente Genil están “a menos del 50 % de actividad asistencial y sólo se dedican a pasar consultas de intervenciones quirúrgicas que tuvieron con anterioridad y revisándolas, así como pasando consultas sueltas, pero no pueden programar nuevas intervenciones quirúrgicas porque les aparecen los quirófanos como cerrados, teniendo que derivar todo a hospitales privados de la capital y la provincia”.

Mari Carmen Heredia, que confirmó la desinformación que tienen los trabajadores de la antigua Agencia Sanitaria del Alto Guadalquivir, insistió en las circunstancias denunciadas por el sindicato y respondió a la delegada de Salud en Córdoba, María Jesús Botella, que “una cosa es el acuerdo al que se llegó en su momento y la Ley que contiene estos acuerdos y otra cosa es su cumplimiento y otra el nivel de información al respecto que tienen los trabajadores, que es nula e inexistente, sumiéndoles en una incertidumbre que les provoca un estrés laboral inaceptable”.

La secretaria de UGT concluyó afirmando que “el Presidente de la Junta, Moreno Bonilla, en vez de subirse el sueldo a sí mismo y a sus colaboradores un 18 % con un incremento de más de 200 millones de euros lo que debería es dedicar esa cantidad a la sanidad pública y a contratar a más profesionales ofreciendo las condiciones necesarias para que nuestra sanidad funcione correctamente y no bajo este deterioro que está afectando a la salud de los andaluces”.

UGT desmiente a Salud respecto al funcionamiento de los quirófanos en el Hospital de...