domingo. 14.07.2024

La secretaria provincial de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de UGT Servicios Públicos (UGT SP) de Córdoba, Mari Carmen Heredia, junto a un grupo de delegados sindicales de este sector, se trasladaron esta mañana para acompañar a la ciudadanía de las localidades de Luque y Zuheros en sendas concentraciones de rechazo a las políticas en materia de Salud de la Junta que, según indican, podrían dejarles sin asistencia médica en los próximos meses de verano.

Según indicó Heredia, “la situación parte de que en la Unidad de Gestión Clínica de Baena, que incluye a las localidades de Baena, Luque, Zuheros, Albendín y Doña Mencía, existen ocho médicos que se verán reducidos a cinco debido a que estos ejercerán su derecho a vacaciones en este periodo y no existe previsión por parte de la Consejería de Salud de contratar sus sustituciones bajo la excusa de la no existencia de profesionales para ello”.

En este sentido, la localidad de Luque, que suele ver incrementada notablemente su población por estas fechas, tiene asignados dos médicos pero, según denunció la responsable de Sanidad de UGT SP en Córdoba, “desde el pasado mayo uno de los doctores se encuentra en una baja que se espera que se prolongue por un año, teniendo que asumir el otro médico ambos cupos de pacientes, algo a lo que no le llega a dar lugar en su horario”. Por otra parte, denunció Heredia, “este médico se va de vacaciones la primera quincena de agosto, lo que derivará, si no se produce su sustitución, en que el consultorio de Luque tendrá que ser cerrado durante ese tiempo, dejando a la población sin atención médica, algo inadmisible”. La secretaria ugetista señaló que, a pesar de que “existe una cobertura parcial de esta baja con un médico proveniente de Baena que va tres veces a la semana, pero resulta insuficiente y deja a Baena durante ese periodo sin la atención que le corresponde, lo que supone una auténtica chapuza”.

Por otra parte, la situación en la localidad de Zuheros es similar, según señalan en el municipio, y la secretaria ugetista denunció al respecto que “en este caso todo parece indicar que, debido a las vacaciones del médico asignado, el consultorio termine por ser cerrado durante la segunda quincena de agosto, provocando una situación de vulnerabilidad en una población mayor que no responde en absoluto a la vocación de servicio público esencial que debería mostrar una consejería como es la de Salud de la Junta de Andalucía”. A esto se sumaría las limitaciones de desplazamiento de la población, especialmente las personas mayores que representan el 34 por ciento de su población, ya que sólo existen dos autobuses que salen de este municipio, uno por la mañana y otro por la tarde, según indicaron desde el Ayuntamiento.

La responsable ugetista señaló que esta no es la única circunstancia que amenaza a la sanidad en Zuheros ya que “desde el uno de julio la Consejería le ha reducido a media jornada su atención en el municipio, ya que tiene que ir a atender a otras poblaciones, como Albendín, lo que provoca a este profesional un enorme estrés debido a su deseo de poder cubrir aquello a lo que no le da tiempo”.

Heredia, que destacó, asimismo, que el personal médico de la zona no sólo atiende en las consultas sino que también “deben de cubrir salientes”, denunció que “tan sólo en este año 103 médicos se han terminado yendo de nuestra comunidad autónoma para poder acogerse a mejores condiciones laborales, cifra que se eleva a más de 500 médicos andaluces desde el año 2020, algo que contradice la información sobre la falta de profesionales que indican desde la Consejería de Salud, ya que no es que falten, sino que deciden irse porque las condiciones que ofrecen en nuestra comunidad son muy deficientes”. 

Finalmente, Mari Carmen Heredia anunció que “desde UGT vamos a solicitar un encuentro con la delegada de Salud de la Junta en Córdoba, María Jesús Botella, para trasladarle la situación que se está viviendo en estas localidades y para exigirle un cambio de rumbo que impida que ninguna población de la provincia quede sin el derecho a la asistencia médica y que las condiciones laborales de estos profesionales no se vean sometidas a un desbordamiento que amenace su salud con situaciones de estrés y un exceso de responsabilidad que difícilmente pueden asumir en las condiciones en las que los han dejado”. “Es responsabilidad de la Junta ofrecer las condiciones adecuadas a los profesionales para poder llevar a cabo las contrataciones necesarias para que estas situaciones no se produzcan”, sentenció. 

Denuncian falta de médicos y cierre de consultorios en la Unidad de Baena