martes. 23.04.2024

UGT Servicios Públicos (UGT SP) Andalucía ha puesto una denuncia ante la Directora General de Personal del SAS ante la apertura del nuevo Centro de Salud de Montoro, que tuvo lugar en el día de ayer, por “la ausencia de lugar de descanso para el personal celador conductor del centro”, según señaló el secretario regional de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia, Antonio Macías, que indicó, igualmente, diversas irregularidades en el nuevo edificio.

El documento de denuncia señala que, durante la construcción del edificio, el delegado de Prevención de UGT indicó que “se debía construir un área de descanso para el personal celador conductor que realiza guardias en las Urgencias del centro”. Sin embargo, continúa el documento, tras la finalización de la obra constataron “la existencia de 8 dormitorios, 2 para residentes, 2 para personal facultativo, 2 para personal de enfermería y 2 para TES de la empresa externa del servicio de Ambulancias”, sin que hubiesen construido los destinados a celadores conductores.

Según destaca el escrito, en ese momento UGT SP se habría puesto en contacto con la dirección económico administrativa del distrito Córdoba Guadalquivir al que pertenece, obteniendo como respuesta que “les habían colocado un sillón de descanso en una zona detrás de la mesa de recepción de usuarios”, lo que por parte de UGT SP es considerado un trato “discriminatorio” con respecto “al resto de personal del centro, incluido el de la empresa externa”.

Además, en el documento de denuncia, UGT SP alerta sobre la mesa de la zona de recepción, que carecería de cualquier tipo de protección ante posibles agresiones. Igualmente, el escrito pone de manifiesto que el sistema de apertura de la puerta de urgencias “es un timbre que funciona a pilas pegado a la puerta con cinta tipo fixo de doble cara y avisador portátil enchufado a la corriente eléctrica, lamentable en un centro de nueva construcción”.

Finalmente, la denuncia remitida a la Directora General de Personal del SAS, muestra las exigencias del sindicato en relación a habilitar una zona de descanso adecuada para el personal celador conductor del centro “en consonancia con el ofrecido al resto del personal del centro”, así como habilitar “medidas de protección en la zona de recepción de usuarios ante posibles agresiones” y “un sistema correcto de apertura y cierre de puertas durante las urgencias”.

La secretaria provincial de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de UGT SP en Córdoba, Mari Carmen Heredia, señaló que “estas formas de hacer las cosas desde el distrito Córdoba Guadalquivir sólo ayudan a manifestar la falta de respeto a profesionales que merecen un trato más igualitario y acorde con medidas de protección y Prevención de Riesgos Laborales, algo que es innegociable para este sindicato”.

UGT-A denuncia discriminación a los celadores conductores en el nuevo centro de salud...