sábado. 22.06.2024

El máximo responsable de la Diputación de Córdoba, Salvador Fuentes, se ha desplazado a Belmez donde ha presidido la reunión de coordinación entre las tres empresas concesionarias de las cinco actuaciones que permitirán restablecer la distribución del agua potable a la zona norte de la provincia.

Junto a Fuentes, han participado en el encuentro de trabajo Luisa Gallardo, de Aganova; Manuel Aliaga, de Aplicor, y Javier Guerreo, de Hidralia, además de técnicos de la propia Emproacsa y de la Junta de Andalucía.

El presidente de la institución provincial ha querido agradecer la implicación de todas y cada una de las empresas “que desde el mismo viernes 26 de diciembre, día de la adjudicación, se pusieron a trabajar en tareas de planificación, un compromiso que nos permitirá, sin duda, acortar plazos y dar una solución a este problema estructural en tiempo y forma”.

Para Fuentes, “es importante hacer hincapié en que se está trabajando en aportar las soluciones técnicas para resolver a un problema estructural que afecta a la vida cotidiana de más de 80.000 vecinos y vecinas de la zona norte. Unas actuaciones que sumadas a las que acometerá la Junta de Andalucía para lleva a cabo la conexión de La Colada y Sierra Boyera (11 millones de euros) supondrán dar solución al problema del agua”.

“Nos quedaría pendiente el trasvase de Puente Nuevo a Sierra Boyera y la autorización definitiva que facilite la instalación de la línea de media tensión de Los Pelayos que venga a aliviar a los dos grupos electrógenos de bombeo que trabajan actualmente y nos den garantías de seguridad; tareas que dependen del Gobierno Central y de la Confederación”, ha añadido Fuentes.

Por su parte, Gabriel Benítez, jefe de servicio de Producción de Potables y Redes de la Zona Norte de Emproacsa, ha hecho hincapié en las actuaciones en los depósitos de Cuartanero, depósito regulador entre La Colada y Sierra Boyera, “un depósito de agua bruta de acumulación donde vamos a situar una dosificación de dióxido de cloro que entendemos fundamental para la oxidación de la materia orgánica que trae ese agua”.

Benítez se ha referido, además, a la auditoría de pérdidas en la conducción a través de la cual se van a auscultar los puntos singulares que nos permiten mirar y comprobar el estado mecánico de las tuberías”.

“En definitiva, situaciones que hay que atajar de forma inmediata para que el agua sea apta para la potabilización en Sierra Boyera y que se encuentran actualmente en su fase de planificación y que, en breve, pasarán a la de suministro y ejecución de obra”, ha concluido Benítez.

Del mismo modo, Manuel Aliaga, responsable de Apliclor, ha especificado que “las obras en Cuartanero supondrán una excavación para fabricar una losa de hormigón para situar dos depósitos de almacenamiento de producto químico para generar dióxido, además de una caseta en la que se colocará el generador de dióxido de cloro. Se contempla, además, la colocación de placas solares y un grupo electrógeno”.

Finalmente, Luisa Gallardo, de Aganova, ha detallado que “en la quinta actuación, la de auditoría de fugas, se utilizará el sistema Nautilus, un sistema novedoso en el que se introduce una esfera en un punto accesible de la red y, mediante un sistema de sensores va almacenando datos. Esta esfera se recupera en otro punto de la red y se procede al análisis de los datos recogidos, especialmente los acústicos que nos permitirán posicionar las fugas”.

Gallardo ha matizado que “esta tarea se repetirá en dos tramos de la tubería, el primero de ellos, desde La Colada a Cuartanero, y el segundo, de Cuartanero a Sierra Boyera”.

En la reunión ha estado presente también Javier Guerrero, de Hidralia, empresa encargada de la instalación de un sistema de cubiertas, y la instalación de un sistema de flotación por clarificación.

Fuentes preside la reunión de coordinación de las actuaciones de emergencia en La...