sábado. 25.06.2022

Emcasa, la empresa municipal encargada de las aguas cordobesas, se ha encargado de arreglar la avería que, desde la semana pasada, ha provocado que el sabor del agua que beben los cordobeses recuerde a la arena. Este fallo supuso tener que cambiar la fuente primaria que abastecía de agua a la ciudad de Córdoba. 

Como era de costumbre, los cordobeses bebían agua proporcionada desde el Guadalmellato. A partir de la avería, se ha bombeado desde el embalse de San Rafael de Navallana. Ya solucionado el problema, de nuevo se ha comenzado bombear desde Guadalmellato. 

Tal y como confirman fuentes municipales, aunque se esté bombeando desde la fuente primaria, "se tienen que llenar los depósitos y empezar a distribuirse". 

Por ello, los trabajadores técnicos municipales adviertes de que el agua aún podría seguir teniendo un aroma y sabor a arenoso. 

Restaurado el fallo en la tubería que provocaba un sabor arenoso en el agua de Córdoba
Comentarios