sábado 25/9/21

'El pan de San Francisco' aumenta su ayuda para abastecer a 35 familias de Cabra con productos de primera necesidad

“El pan de San Francisco” de la parroquia de San Francisco y San Rodrigo de Cabra reparte alimentos a los más necesitados / Facebook San Francisco y San Rodrigo
“El pan de San Francisco” de la parroquia de San Francisco y San Rodrigo de Cabra reparte alimentos a los más necesitados / Facebook San Francisco y San Rodrigo

En Cabra, municipio de Córdoba, aún siguen en la lucha por combatir la falta de alimentación que tiene varias familias. Exactamente, en la barriada “Virgen de la Sierra” en la parroquia de San Francisco y San Rodrigo de Cabra acogen a 35 familias para ayudarles con productos alimenticios de primera necesidad. Y es que este número se verá aumentando debido a actual crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Además, sigue persistiendo y siendo una realidad la exclusión social  y el desempleo que sufren estas familias. Para combatir con ello, hace seis meses se lanzó un nuevo proyecto desde la parroquia de San Francisco y San Rodrigo de Cabra, “El pan de San Francisco”, el cual ha sido renovado con una nueva donación de 3.000 euros por parte de la Obra Social de La Caixa que se suman a los 4.100 euros iniciales.

Con esta ayuda, se le puedes ofrecer una media de 17 piezas de pan al mes en función de los miembros que integran la unidad familiar a través de la Cáritas parroquial, mediante un vale personalizado canjeable en las cuatro panaderías del barrio que colaboran con este proyecto solidario como son Panadería Raúl Blancas, Obrador José y Julia, Panadería Pastelería Ariza y Panadería Antonio Redondo.

Pero no solo este proyecto está volcado con esta situación, sino que varios ciudadanos particulares se suman a la solidaridad y ayudan con donativo económicos a través de las diferentes huchas que hay en los diversos comercios locales y en la parroquia o a través de Bizum (01801). Desde “El pan de San Francisco”, desean que esta situación de pandemia finalice lo antes posible y así poder organizar actividades solidarias complementarias como tómbolas, paellas y sorteos que permitan en un futuro y una vez la subvención se retire, la autofinanciación del proyecto.

Comentarios