domingo 13/6/21

La poesía de Juana Castro presente en las calles de Villanueva de Córdoba con motivo del Día del Libro

Los niños podrán leer cuentos a sus abuelos, grabarse en vídeo y mandarlo al Ayuntamiento para que su historia se difunda por las redes municipales
Juana Castro en las calles.
La poesía de Juana Castro en las calles de Villanueva de Córdoba.

Villanueva de Córdoba ha aparecido este viernes inundada con la poesía de Juana Castro. Ventanas, fachadas, escaparates, balcones, edificios municipales e incluso pasos de peatones han sido el soporte de la obra de la autora jarota. El Ayuntamiento ha repartido, en distintos formatos, poemas que hoy se pueden leer mientras se pasea o se hacen gestiones por la localidad. La iniciativa es una propuesta original para celebrar el Día del Libro y acercar así la literatura a todos los vecinos. Esta actividad de lectura urbana se presenta con el lema #yoleoaJuanaCastro y es una forma de reivindicar a una poeta mundialmente conocida y muy reconocida en su pueblo natal.

Juana Castro paso de peatones.

Junto a la literatura urbana y al alcance de todos, la delegación de Cultura del Ayuntamiento ha planificado un cuentacuentos inverso en el que son los niños los que leen un cuento a sus abuelos. Además, los más pequeños tienen la posibilidad de grabarse en vídeo y enviarlo al Ayuntammiento, que lo difundirá en las redes sociales.

Como complemento se ha planteado un concurso de creación de marcapáginas divertidos y originales que incluyan una frase de algún libro. Las creaciones se pueden entregar en la portería del Ayuntamiento y el ganador conseguirá que se imprima y que se distribuya su obra en el municipio. Se han establecido tres categorías: infantil, de 5 a 12 años; juvenil, de 13 a 17 años y adultos, mayores de 18 años.

La Biblioteca municipal ha acogido un maratón de lectura en el  que han participado personas de la cultura de la localidad y en el que se han leído obras de Machado, Lorca, Pérez Reverte, Santiago Posteguillo, María Dueñas, Ildefonso Falcones y Rosa Montero.

Comentarios