lunes 26/7/21

Vecinos de Baena y Peñarroya-Pueblonuevo realizan 162 itinerarios de inserción entre septiembre y febrero

Cuenta con 17 profesionales de apoyo a los Servicios Sociales Comunitarios y ha permitido hasta la fecha realizar 500 registros de participantes y 435 itinerarios de inserción sociolaboral

El Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas de Baena y Peñarroya-Pueblonuevo ha realizado en el último semestre 162 itinerarios de inserción sociolaboral para personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión, de las cuales el 65% fueron mujeres.

El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Francisco Ángel Sánchez, ha destacado el balance positivo de este plan, enmarcado en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS) cofinanciada por el Fondo Social Europeo, que está inmerso en su tercera anualidad y que “desde su puesta en marcha en 2018 ha permitido llevar a cabo 500 registros de participantes y 435 itinerarios de inserción con el objetivo de facilitar el acceso normalizado a los sistemas de protección social, con el apoyo de los 17 profesionales de apoyo a los Servicios Sociales Comunitarios que trabajan en estas zonas”.

Estos son los datos extraídos del balance semestral de las Comisiones Locales de Impulso Comunitario (CLIC), un espacio, según ha comentado el diputado, “para el intercambio de información y reflexión entre las diferentes administraciones, entidades del tercer sector y organismos que intervienen en las zonas a través de las mesas sectoriales de Intervención Sociofamiliar, Intervención Formativo-Laboral y de Mejora del hábitat y la convivencia, que se crearon el año pasado”.

Sánchez ha valorado “la consolidación de las diferentes herramientas, instrumentos y protocolos de coordinación necesarios para este trabajo en red, la única vía para garantizar una actuación integral y sostenida en el tiempo capaz de ir a la raíz de las problemáticas que sufren las zonas desfavorecidas”.

En cuanto a las actuaciones desarrolladas en el marco de los ejes de la ERACIS, se ha incrementado el número de itinerarios de inserción socio-laboral y se han realizado seguimientos para mejorar el nivel de empleabilidad y las habilidades, con especial atención a la superación de las brechas tecnológicas asociadas a la desigualdad económica. Esta labor se ha realizado de la mano de entidades y organismos como Cruz Roja, Baena Solidaria, Andalucía Orienta o la Mancomunidad, entre otras. También se ha trabajado de la mano de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) en la mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas públicas y en el acceso a las mismas.

“Desde el convencimiento de que la atención a la infancia y la adolescencia es fundamental para impulsar cambios estructurales, se han desarrollado iniciativas en el ámbito educativo con medidas de refuerzo, orientación y apoyo, talleres de proyectos de vida para jóvenes, educación en valores y mediación”, ha recalcado Sánchez.

Mediante la creación de las Escuelas de Familia, dirigidas a padres y madres con hijos e hijas de entre 3 y 16 años, se ha trabajado de forma integral en el fomento de una parentalidad positiva, la resolución de conflictos, la coeducación para una igualdad de género en el núcleo familiar y aspectos concretos como los hábitos de vida saludables, la educación sexual o la prevención de adicciones.

En el plano sanitario, se han desarrollado talleres de vida saludable y actividades en la naturaleza, se ha impulsado el programa del Niño Sano y se ha trabajado en la prevención comunitaria en drogodependencias y adicciones. En este sentido, ha señalado el presidente del IPBS, “la intervención temprana con propuestas para el manejo de conflictos, el pensamiento creativo y crítico o la gestión de las emociones en los primeros años de la adolescencia es fundamental para prevenir posibles problemas de adicciones, de ahí que se haya trabajado en esta línea en colaboración con los centros escolares de estas zonas”.

Comentarios