domingo. 14.07.2024

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla (Córdoba) ha dictado un auto en el que procesa, por la presunta comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa a una pareja, que se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin fianza desde de marzo del pasado año 2023 por maltratar a su bebé.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en el auto, fechado el pasado 24 de junio, el magistrado que instruye este sumario ordinario acuerda practicar en los próximos días la declaración indagatoria de los padres de la menor de edad, manteniendo para ambos la situación de prisión provisional y requiriendo, a cada uno de ellos, que presten una fianza de 10.000 euros, para garantizar las correspondientes responsabilidades pecuniarias que finalmente pudieran serles impuestas.

El juez explica en el auto que, de las diligencias y actuaciones sumariales practicadas, se desprende como indiciariamente acreditado que los investigados, "desde prácticamente el nacimiento de su hija, han venido a dispensar a ésta, no sólo un trato negligente en todo lo referente a su cuidado y sano desarrollo, sino que también han ejercido sobre la bebé una violencia física continuada".

De este modo, y según señala el magistrado, los procesados habrían "llevado a cabo contra su hija acciones y omisiones voluntarias que le han causado un grave perjuicio físico, contraviniendo de todo punto sus derechos como persona".

Así y "como consecuencia de dicha violencia física infringida por los investigados hacia su hija menor, ésta habría sufrido las lesiones graves" que se describen en el informe del médico forense, y que "habrían sido mortales de no haber recibido asistencia médica", según ha apuntado el juez en el auto notificado a las partes personadas en el procedimiento.

VERSIÓN "INCONGRUENTE"

El magistrado explica en el auto que los indicios racionales de criminalidad contra ambos investigados tienen como base el atestado instruido por la Policía Nacional, la declaración de los facultativos de Urgencias Pediátricas del centro hospitalario en el que reconocieron y examinaron a la menor el día 6 de marzo de 2023, cuando fue ingresada, y la declaración de los propios procesados, quienes "no han ofrecido una explicación mínimamente creíble sobre las graves lesiones apreciadas en su hija menor, dando ambos una versión incongruente y claramente contradictoria".

También considera el juez como indicios racionales de criminalidad la prueba documental obrante en la causa, en especial los informes y partes de asistencia médica, "en los que se vienen a reconocer las agresiones denunciadas", y el informe médico-forense del 17 de enero de 2024.

Seguidamente, el instructor considera que, "en una primera aproximación a los hechos, sin duda provisional (...), nos encontramos ante una conducta grave, que entraña un gran peligro para la integridad física" de la menor, "e incluso de su vida", ya que no es "en modo alguno descartable que se pudiera haber producido un resultado letal, a tenor de la conducta desarrollada por los progenitores, lo que impide en este momento descartar el dolo de matar, al menos a título de dolo eventual, de modo que el resultado mortal fuera, eventualmente, asumido por los investigados, quienes aceptaron la probabilidad de que pudiera producirse la muerte de la bebé, siendo irrelevante que, al final, el hecho no tuviera graves consecuencias".

"Hay que tener en cuenta --prosigue el auto judicial-- que la menor estuvo ingresada en la UCI hospitalaria 18 días", concluyendo el magistrado que, por todo ello, "existen indicios razonables para mantener, con el carácter provisional que tiene este pronunciamiento, la posible existencia de un delito de homicidio en grado de tentativa", por todo lo cual declara procesados por dicho delito a los dos investigados.

Pareja es procesada por intento de homicidio de su bebé en Montilla