jueves. 23.05.2024

El director general de Política Forestal y Biodiversidad, Juan Ramón Pérez, y el delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Rafael Martínez, junto al presidente de la Junta Rectora del Parque Natural Sierras Subbéticas, Julián García Moreno, han participado en una actividad de repoblación del monte público de Santa Rita, donde se produjo durante el verano de 2021 uno de los incendios forestales más graves de la provincia.

En el Monte Publico Santa Rita, propiedad de la Junta de Andalucía, es donde se localiza el Centro de Visitantes y las oficinas del Parque Natural Sierras Subbéticas. El incendio forestal del verano de 2021 llegó a afectar a más de 27 hectáreas de monte público, sobre todo de matorral, y, si no hubiera sido por la intervención rápida de los medios del Plan INFOCA, las llamas podrían haber arrasado las instalaciones del Parque Natural. 

Dos años después, “los efectos del incendio son patentes”, ha señalado Juan Ramón Pérez Valenzuela, director general de Política Forestal y Biodiversidad, quien ha buscado la oportunidad de la desgracia con “una labor educativa y formativa con los institutos de enseñanza”. Es por ello que esta mañana se han desplazado hasta el lugar un grupo de unos 70 alumnos del IES Sierra de Aras, de Lucena, los que ya tuvieron una primera formación y visitaron las instalaciones del CEDEFO de Carcabuey, donde recibieron  información relacionada con la prevención, extinción y restauración de incendios forestales. “No nos quedaremos en las cenizas y hoy unos 70 alumnos van a actuar en más de 27 hectáreas en monte público con una repoblación de especies autóctonas”, ha indicado el director general.

La actividad en el monte Santa Rita ha consistido en la reforestación de parte de la zona incendiada a través del voluntariado ambiental que presta el IES Sierra de Aras de Lucena, en el que han participado 100 alumnos de tercero de la ESO.

La reforestación es una tarea primordial para la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul. “Este año se ha hecho un gran esfuerzo presupuestario y es la primera vez en toda la historia que se dedica más presupuesto a las tareas de prevención que a las de extinción. Son 223 millones de euros que el Gobierno andaluz ha dispuesto para el Plan INFOCA, lo que supone un incremento de un 27% respecto al año anterior”, ha informado Pérez Valenzuela.

La educación ambiental como prevención

“Los alumnos se relacionan con las plantas y crean un vínculo para siempre con este espacio”, ha expresado el director general. Los 165 plantones que se han utilizado en la repoblación proceden de la Red de Viveros de la Junta de Andalucía y suman especies de coscoja (50), romero (35), encinas (20), lentisco (10) y rosa silvestre (50).

La Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul tiene previstas actividades de mantenimiento de la zona repoblada, para las que se contará con la participación de la asociación ambiental ENEA, cuyos voluntarios y asociados se responsabilizarán de los cuidados y riegos de estas plantas durante los primeros años. 

“Es necesario agradecer y reconocer la notable labor de los institutos de enseñanza  y de las entidades sociales que colaboran. Un trabajo que redunda en la conservación de nuestro medio natural y, en particular, de las Sierras Subbéticas”, ha resaltado Rafael Martínez, delegado territorial.

Desde la Delegación Territorial se continuará organizando actividades de información y divulgación sobre los incendios forestales y sus efectos, tanto con centros educativos, como con ganaderos, agricultores y la población general. En este sentido, se ha destacado la actividad con motivo del Día Internacional para la Reducción de los Riesgos Naturales, cuando se visitó el bosque quemado para concienciar de los efectos devastadores de un incendio, acción que contó con la participación de los Agentes de Medio Ambiente pertenecientes a la Brigada de Investigación, así como con especialistas de extinción del Plan INFOCA.

Visita al Jardín Micológico La Trufa

El director general de Política Forestal y Biodiversidad, Juan Ramón Pérez, y el delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Rafael Martínez, han visitado también esta mañana el jardín micológico La Trufa, ubicado en Priego de Córdoba, donde el alumnado del CEIP Nuestra Señora del Rosario de Luque ha desarrollado una visita guiada, dentro las actividades de educación ambiental para la sostenibilidad se lleva a cabo el Parque Natural Sierras Subbéticas.

El jardín micológico La Trufa, es un jardín pionero en Europa que nos abre las puertas a comprender cómo viven los hongos, su valor ecológico, social y económico, el uso de buenas prácticas de cara a la recolección y su importancia como herramienta en la conservación de la flora y los hongos amenazados andaluces.

El alumnado del CEIP Nuestra Señora del Rosario de Luque ha tenido la oportunidad de conocer el primer Jardín Micológico de Europa. Este colegio trabaja codo con codo con el Parque Natural Sierras Subbéticas al ser uno de los centros educativos acogidos al proyecto I am a Geoparker.

Además de las propias instalaciones del Jardín Micológico La Trufa y una visita a los recursos que alberga, los visitantes pueden disfrutar de muchas actividades que surgen respecto a la micología en diferentes épocas del año. Destacan aquellas de educación ambiental para la sostenibilidad que dentro del Programa de Visitas a Espacios Naturales que se desarrollan en el mismo. 

La Consejería pone a disposición de los centros educativos andaluces actividades relacionadas con los ecosistemas forestales y flora silvestre, que en el caso que nos ocupa consisten en una visita guiada a La Trufa para conocer más sobre las setas y trufas y la realización de un taller de cultivo de hongos.

El Jardín Micológico La Trufa está integrado en la Red Andaluza de Jardines Botánicos y Micológico en Espacios Naturales, siendo el único asociado a setas y trufas de toda la comunidad autónoma y de España, al no existir otro de similares características en todo el territorio nacional.

Las instalaciones destinadas a albergar los equipamientos asociados al jardín micológico dan a conocer el reino de los hongos y su relevancia en Andalucía, como una de las regiones con mayor diversidad de especies de hongos de Europa.

Andalucía es uno de los espacios con mayor riqueza y diversidad fúngica de Europa y el Parque Natural y Geoparque Mundial de la UNESCO Sierras Subbéticas, por ende, también lo es. Por este motivo, la Consejería decidió localizar el Jardín Micológico La Trufa en el mismo, concretamente en la aldea de Zagrilla.

Este equipamiento constituye una apuesta decidida de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul por la puesta en valor del mundo de los hongos, a la vez que se erige en un recurso turístico, educativo, formativo y científico de primera magnitud para la comarca de la Subbética y, en particular, para el municipio de Priego de Córdoba.

El monte Santa Rita recupera vitalidad tras el incendio que lo arrasó en 2021