domingo. 14.07.2024

El Parque San Martín de Añora ha acogido esta mañana una nueva jornada dedicada a los gurumelos, un hongo cuya recogida ha experimentado un importante auge en la comarca de Los Pedroches y que crece en dehesas, zonas de pasto y en jarales donde no se labra la tierra. El objetivo de este encuentro es conocer la biología de esta seta que nace bajo la tierra, identificar sus posibilidades culinarias y promocionar un recurso más de la gastronomía de la comarca. La jornada ha estado enmarcada en las actividades del Centro de Especialización Gastronómica de la Dehesa y del Cerdo Ibérico (ADEHESA) y ha sido organizada por el Ayuntamiento de Añora y por Esverde Comunicación con la colaboración de la Junta de Andalucía, la Diputación de Córdoba y la Asociación Naura. La mañana ha comenzado con un desayuno, que ha servido de prólogo a la salida al campo en busca de la ‘amanita ponderosa’. Los inscritos, un total de 80, se han dividido en cuatro grupos de 20 personas para recorrer dos zonas de dehesa y jaral.

Los participantes, entre los que ha habido expertos recolectores y personas  que participaban por primera vez en una actividad de este tipo, han compartido conocimientos y, gracias a las últimas lluvias han conseguido recoger varios kilos de gurumelos, con ejemplares que han superado los 350 gramos. 

Tras la salida al campo, los asistentes han participado en una formación dirigida por Juan de Dios Reyes García, presidente de la Asociación Micológica Lactarius de Jaén. El experto se ha centrado en la identificación de setas y de hongos tóxicos, que pueden producir incluso la muerte. En este sentido, ha señalado que hay setas como la ‘amanita verna’ que puede confundirse con el gurumelo, por lo que si no hay una formación adecuada no se debe recolectar ninguna seta ni consumirla de procedencias dudosas. Ha advertido, además, que “quien no sepa diferenciar una amanita faloides de otras especies que no salga al campo, porque es la que más muertes produce”.

La fase final de la jornada ha sido una demostración de cocina a cargo de Carlos Fernández, cocinero de Kàran Bistró, que cuenta con distintos reconocimientos por parte de Michelín y de Repsol, en la que el gurumelo se ha ligado a los productos del cerdo ibérico, a los vinos oloroso y fino de Montilla-Moriles y a las carnes frescas de la dehesa. Una cata de vinos del marco cordobés y de nuevas elaboraciones de Los Pedroches y de Sierra Morena ha cerrado la jornada.

Más de 80 personas disfrutan de la pasión de los gurumelos en Añora