viernes 21/1/22

Una representación de CCOO, encabezada por la secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, ha visitado hoy a los trabajadores de Zumos Palma, que continúan el encierro que iniciaron el pasado 20 de diciembre para exigir la regularización de su situación después de que Central Andaluza de Gestión y Suministros Plásticos, S.L. (Cegeplas) renunciara al contrato firmado con Zumos Palma para hacerse cargo de la fábrica de exprimido de zumo que tiene en Palma del Río.

Borrego destacó la lucha de los 38 trabajadores de Zumo Sol para exigir que el fondo de inversión turco Toksöz, propietario de Zumosol, los reincorpore y les abone los salarios que les adeuda –seis correspondientes al ERE rechazado por el SEPE y las de noviembre y diciembre- y mostró su esperanza de que aparezca un comprador que se haga cargo de la planta y de los trabajadores, a quienes CCOO está prestando asesoramiento jurídico y apoyo sindical.

La responsable sindical afirmó que CCOO pensó siempre que tras el contrato de Zumos Palma con Cegeplas se escondía la intención de liquidar a los trabajadores sin cumplir con sus obligaciones de pago. ”Creemos que Cegeplas ha sido un liquidador; creemos que ha sido una operación para no hacer un concurso de acreedores, porque Toksöz tiene dinero, es una multinacional, y que ha habido connivencia entre las dos empresas para liquidar”.

La secretaria General de CCOO afeó a la turca que haya dejado a los trabajadores en la situación de indefensión en la que se encuentran. “Es la peor desvergüenza que se puede tener: Dejar a 38 familias en una situación de incertidumbre”, criticó Borrego quien recordó que en el acto de conciliación llevado a cabo en el Sercla, que se cerró sin avenencia, ambas empresas se acusaron mutuamente de incumplir un contrato “del que nadie tiene constancia” y afirmaron que los trabajadores son de la otra empresa.

“Nosotros creemos que Zumosol tiene que hacerse cargo de los trabajadores” y “si su pretensión es cerrar la fábrica de Palma del Río, que lo haga conforme a la ley, despida a los trabajadores y los indemnice como corresponde”, dijo la representante sindical.

CCOO está “llamando a todas las puertas”, empezando por la Delegación Territorial de Empleo de la Junta en Córdoba, a la que se ha ido informando puntualmente de la situación y cuyo titular, Ángel Herrador, visitará próximamente a los trabajadores para dar cuenta de las actuaciones que están desarrollando en su defensa y en pro del mantenimiento de la actividad de la empresa.

La preocupación del sindicato es que con el cierre de la planta de exprimido se provoque el cierre de la planta de envasado y “donde ahora son 38 familias podrían ser más de 100 y va a ser bastante doloroso para la localidad y para la comarca porque se está viendo cómo una fábrica puede hacer que caiga un sector muy importante como es el de la naranja en Palma del Río”, lamentó Marina Borrego quien, no obstante, confía en que alguna empresa solvente se haga cargo de la planta.

Marina Borrego de Córdoba visita a los trabajadores de Zumosol
Comentarios