domingo. 14.07.2024

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha elaborado un nuevo informe sobre el estado de las playas del litoral y de interior de Andalucía en la presente temporada de baño veraniega, que recoge la conclusión de que las aguas de las playas andaluzas se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos, a excepción de la del embalse de La Colada, en el término municipal de El Viso, en la que sigue prohibido el baño, debido a la presencia de especies de cianobacterias potencialmente tóxicas para la salud.

Este es el tercer verano que los vecinos de la comarca de Los Pedroches se quedan sin poder bañarse en esta playa de interior, que dispone de un arenal de más de 2.000 metros cuadrados y cuenta con un bar restaurante que durante la temporada de baño ofrece sus servicios a diario.

Junto a la playa interior de La Colada y según recoge dicho informe, también está afectada por la prohibición de bañarse la playa costera de Zahara de los Atunes, en Cádiz, a causa del vertido de aguas residuales procedentes de la EDAR de Atlanterra, con lo que se ha prohibido el baño en 50 metros a cada lado del vertido.

Este estudio se basa en los análisis realizados por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica. La Consejería ha vigilado los 380 puntos de muestreo en 276 zonas de baño marítimas y 24 zonas de baño continentales andaluzas. Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo -de cristal, plástico, caucho, madera-, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario, según ha detallado.

En el caso de las zonas de baño continentales, el muestreo se ha llevado a cabo en la Balsa Cela en Lúcar, Almería; en la provincia de Córdoba en el embalse de la Breña II y en la presa de la Colada, ésta última, como ya se anunció en su momento y que ahora se mantiene, declarada no apta por la presencia de especies de cianobacterias potencialmente tóxicas para la salud.

La culpa es de la cianobacterias

Las cianobacterias (algas verde-azuladas) crecen en lagos de agua dulce, arroyos, océanos, suelo húmedo, rocas húmedas y otros lugares. Las floraciones de cianobacterias pueden ser extremadamente peligrosas para la salud humana, los animales y los ecosistemas, deteriorando la calidad de elementos fundamentales como el agua.

Al disminuir el oxígeno del agua, liberan cianotoxinas y deterioran su calidad, dañando gravemente el ecosistema acuático, causando la asfixia y muerte de peces y plantas y comprometiendo la seguridad de animales y seres humano.

Continúa la prohibición de baño en La Colada por la presencia de bacterias