viernes. 30.09.2022

La España vaciada, ese término que escuchamos muy a menudo en boca de políticos pero que es la realidad que sufren de millones de españoles.

Muchas de esas localidades, algunas cordobesas también, se abastecen principalmente de la agricultura y la ganadería y con la fuga de los más jóvenes a las capitales en busca de oportunidades, sus recursos van en declive.

Las oficinas bancarias, cada vez más digitalizadas, contribuyen de igual modo al aislamiento de estos municipios, ya que muchas de ellas han ido echando el cierre en el transcurso de los últimos años.

Un ejemplo sería la localidad de Conquista, situada en El Valle de Los Pedroches, al norte de la provincia de Córdoba. Este municipio ha sido uno de los últimos en sufrir el cierre de su oficina bancaria, Cajasur, por lo que los vecinos están obligados a desplazarse a otros pueblos de los alrededores para cualquier gestión financiera e incluso para obtener algo de efectivo del cajero.

Los vecinos más jóvenes lo tienen más fácil para desplazarse, pero la vulnerabilidad que engloba a los más mayores para acceder a su pensión provoca situaciones de inseguridad, ya que tienen que cederles sus tarjetas y el pin para que les traigan algo de dinero.

Algunos de ellos acuerdan compartir un taxi para que les lleve al banco más cercano, a unos 15 km.

Los 400 habitantes que componen el municipio, en su mayoría mayores de 50 años, carecen también de servicios médicos mínimos durante la época estival y su lejanía y las malas condiciones de las carreteras hasta el hospital más cercano, el de Pozoblanco, son perjudiciales para el tratamiento y gestión de emergencias sanitarias.

La localidad cordobesa de Conquista, ejemplo de la España Vaciada
Comentarios