martes. 23.07.2024

La Delegación de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha informado favorablemente sobre el reconocimiento de Fuente Grande y Venta Las Navas, en Almedinilla, como núcleo urbano. La modificación del PGOU, necesaria para este trámite, pretende dotar al núcleo de un instrumento de planeamiento adecuado a la dinámica sociourbanística actual, definiendo un modelo de ordenación del territorio que posibilite la mejora de la calidad de vida de sus vecinos y el nivel de infraestructuras existentes.

El nuevo núcleo de suelo urbano es el resultado de la unión de dos de los hábitats rurales diseminados de Almedinilla, Fuente Grande y Venta Las Navas y está situado en el extremo suroccidental del término municipal, a una distancia aproximada de 2,5 kilómetros respecto del núcleo principal.

Estas edificaciones surgieron en un primer momento, como cortijadas de pequeña entidad al borde de la Vereda de Cañete a Lopera, carretera CO-8205, vinculadas al medio rural aprovechando las zonas de cereal y las huertas junto al río Almedinilla. Con el paso del tiempo se han ido implantando nuevas edificaciones en el tramo de carretera que une Fuente Grande y Venta Las Navas con edificaciones a lo largo de toda la carretera.

El nuevo núcleo urbano delimitado tiene una superficie de unas 15,3 hectáreas y comprende el ámbito ya reconocido en 2015 en el Documento Avance de identificación y delimitación de asentamientos urbanísticos y ámbitos de hábitat rural diseminados en suelo no urbanizable de Almedinilla, donde se recogía como un único asentamiento urbanístico denominado AE-1 Fuente Grande-Venta Las Navas, excluyendo las zonas inundables que resultan del estudio hidrológico-hidráulico realizado.

Al situarse el futuro núcleo urbano próximo al cauce del río Almedinilla  y a otros que confluyen en el mismo, se ha realizado un estudio hidrológico-hidráulico en el que se analizan las zonas de protección y la determinación de las zonas inundables, con el objetivo de delimitar el núcleo urbano y que deberá ser validado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

La delimitación se establece de manera que responda a un área homogénea, incluyendo los suelos contiguos que disponen de infraestructuras básicas y fachada a viario público, y por tanto, con la capacidad para ser edificados.

La agrupación tiene un grado importante de consolidación, cuenta con un número aproximado de 123 viviendas y una población que supera las 340 personas con una serie de servicios y dotaciones comunes como Iglesia, colegio público con pista polideportiva, sala de usos múltiples, centro social, centro de salud o zona de juegos y recreo.

Asimismo, cuenta con infraestructuras de saneamiento, abastecimiento de agua, suministro eléctrico en baja tensión, alumbrado público y acceso rodado por vía urbana, estando prevista la ubicación de una estación depuradora al norte para evitar los vertidos al río.

En relación a los usos industriales se mantienen como en la actualidad, una almazara ligada estrechamente a la actividad agrícola principal en el núcleo. En cuanto al sector terciario, especialmente el comercial y turístico, se recoge como usos compatibles dentro del uso global residencial, dada la entidad del núcleo poblacional y sus necesidades.

En el noreste, el nuevo núcleo urbano coincide con el “Corredor Ecológico del río San Juan”, figura de protección reconocida en el Plan Territorial subregional del Sur de Córdoba. Esta situación es previa a su designación en la planificación territorial y no compromete su función como soporte de biodiversidad, respetando el dominio público hidráulico, la zona de servidumbre y la vegetación asociada.

El Ayuntamiento comenzó a tramitar el expediente según el procedimiento establecido en la LOUA, pero ante las ventajas que ofrece la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía, LISTA, se adaptó el documento técnico a dicha Ley, previa solicitud de conservación del procedimiento ambiental, reduciendo así el tiempo de tramitación.

La LISTA permite la aprobación de la innovación del PGOU por parte del Ayuntamiento con informe preceptivo y Vinculante de la Delegación Territorial de Fomento. 

El Ayuntamiento de Almedinilla solicitó dicho informe en materia de ordenación del territorio y urbanismo, a través de la Comisión Provincial de Urbanismo de la Delegación de Fomento de Córdoba, siendo emitido con carácter favorable antes de los tres meses del plazo establecido en la LISTA.

Posteriormente, una vez aprobado definitivamente por el Ayuntamiento de Almedinilla, deberá de ser inscrito en el Registro de Instrumentos Urbanisticos de la Delegación de Fomento, para que la modificación entre en vigor una vez publicado en el Boletín Oficial de la Provincia.

La Junta informa favorablemente sobre el reconocimiento de Fuente Grande y Venta Las...