viernes. 01.03.2024

Según el balance publicado por el Ministerio del Interior, la criminalidad en la provincia de Córdoba se ha incrementado un 9,5% en los primeros nueve meses de 2023 respecto al año anterior, por lo que es la cuarta provincia andaluza con mayor crecimiento, por detrás de Granada, Almería y Sevilla, y por encima del aumento andaluz del 8,5% y nacional del 5%.

Pero una vez más, como viene ocurriendo año tras año, la situación es aún mucho peor en el ámbito competencial de la Guardia Civil, porque se supera con creces ese incremento provincial. Mientras que en la demarcación bajo competencia de la Policía Nacional –localidades de Córdoba, Lucena y Cabra– el índice delictivo está dentro de la media provincial, con un 9,7%, sin embargo en las poblaciones asignadas a la Guardia Civil el aumento de las infracciones penales es del 14,5%, muy por encima de todos esos índices y prácticamente triplicando el incremento nacional.

Y nuevamente, como ya ocurrió en 2022, el mayor crecimiento de la criminalidad se ha dado en Priego de Córdoba con un 30%, seguido por Montilla con un 24,8%, Palma del Río un 15,1% y Puente Genil solo 2,3%. Y el aumento de la criminalidad podría ser aún mayor si se incluyeran los datos de toda la provincia, pero solo se publica la estadística de las localidades con más de 20.000 habitantes, precisamente donde más agentes hay.

Del mismo modo que ocurre en el resto del país, la cibercriminalidad se dispara respecto al año anterior, pero en el ámbito provincial de la Guardia Civil los ciberdelitos crecen más del doble que la media nacional, con un incremento del 45%, destacando especialmente el 118,6% de Palma del Río y el 94,3% de Priego de Córdoba, mientras que en Puente Genil se reducen un 5,5% este tipo de infracciones penales.

En cuanto a la denominada “criminalidad convencional”, a nivel nacional aumenta un 1,9% y en Andalucía un 3,4%, pero en la demarcación provincial de la Guardia Civil asciende hasta el 7,8%, siendo especialmente preocupante que se hayan triplicado las agresiones sexuales con penetración debido a los casos registrados en Montilla y Palma del Río.

Sin vacantes para la provincia, con más de cien sin cubrir

No es casual que en la demarcación provincial de la Guardia Civil se hayan disparado sobre todo los índices de aquellas tipologías delictivas directamente relacionadas con la escasa presencia policial, como ha ocurrido con los robos con violencia e intimidación que se han incrementado un 70%, llegando hasta el 150% en Priego de Córdoba, 83,3% en Palma del Río y 66,7% en Puente Genil. Los robos con fuerza en domicilios han crecido un 28,7% debido sobre todo al aumento del 81,8% en Priego y el 55,6% en Palma del Río.

Además, en esa misma demarcación de Guardia Civil los hurtos se han incrementado un 12%, debido sobre todo al crecimiento del 51,1% en Montilla, mientras que el tráfico de drogas se ha triplicado en Montilla y se ha duplicado en Palma del Río, contrariamente a los descensos registrados en Priego y Puente Genil.

Priego de Córdoba se encuentra entre los quince municipios de todo el país con un mayor aumento de la criminalidad, acumulándose a los incrementos que viene arrastrando de periodos anteriores –46% en 2022, 45% en el primer trimestre de este año–,  y se trata del Puesto Principal de la provincia de Córdoba que cuenta con un menor número de guardias civiles, muy por debajo de los otros cuatro, que son Palma del Río, Puente Genil, Montilla y Baena, aunque tiene más habitantes que algunas de esas poblaciones. 

Sin embargo, en la última convocatoria de octubre no se han publicado vacantes para esa unidad, ni tampoco para el resto de la provincia, a pesar de que actualmente hay más de cien vacantes sin cubrir. Los datos publicados por Interior confirman una vez más las reiteradas denuncias de AUGC, porque el endémico déficit de guardias civiles en la provincia de Córdoba afecta gravemente a la seguridad ciudadana, y la situación no deja de empeorar, con la mayoría de las dependencias cerradas y las escasas patrullas disponibles sobrepasadas al tener que encargarse de la vigilancia de varias poblaciones simultáneamente.

El incremento de los delitos en el ámbito provincial de la Guardia Civil triplica la media