sábado 27/11/21

La Guardia Civil ha encontrado restos de ADN de P.G. en las uñas de la víctima, del crimen de la Chica Carlota, Juan Carlos Rodríguez Borrego. Se trata del imputado del crimen, según sostiene la familia del fallecido. También habrían aparecido restos en las bridas que ataron las muñecas de este vecino de la Chica Carlota. La víctima  de 44 años fue enterrada en el huerto de su propia casa en 2017. Los restos de ADN corresponden al hombre que responde a las iniciales de P.G y que de momento es la única persona que se encuentra en prisión por este crimen ocurrido hace cuatro años.

Los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba descubrieron el cuerpo sepultado de la víctima en agosto del 2018, es decir, un año después de que su familia denunciara su desaparición. El juez de primera instancia e instrucción número 1 de Posadas que instruye el caso dictó prisión preventiva para P.G. en el mes de junio del 2018. Esta prisión preventiva fue prorrogada por dos años más en junio del pasado año. P.G. sigue en la cárcel como presunto autor material de los hechos que conmovieron a la localidad cordobesa, además de por otros delitos.

Ante este nuevo suceso, el juez ha ordenado llamar a declarar a J.R., que fue abogado de la víctima y del detenido, en calidad de imputado. y a través de videoconferencia el martes 2 de febrero. Este hombre, que tenía antecedentes policiales por delitos relacionados con estafa y falsedad documental, habría enviado presuntamente a P.G. a la Chica Carlota para ganarse la confianza de la víctima y poder estafarlo, según la investigación.

Aunque J.R. ya fue llamado a declarar cuando el caso estaba bajo secreto de sumario, ahora lo hará a la luz de la aparición de las nuevas pruebas localizadas en el ordenador de la víctima. El pc apareció en uno de los registros policiales en casa de P.G. Antes de morir, Juan Carlos Rodríguez Borrego podría haber salvado en la nube información que puede resultar valiosa para resolver su asesinato. Agentes la Guardia Civil han desencriptado el ordenador y podrían haber encontrado información comprometida tanto para P.G. como para J.R. Se ha localizado también un DNI falsificado con la fotografía de P.G. vestido de cura con sotana.

La familia de la víctima tiene la esperanza de que la Guardia Civil desencripte los whatsapps escritos entre el encarcelado y J.R. 447 mensajes que el juez remitió a Madrid para saber qué hablaron entre primeros de agosto y finales de noviembre estas dos personas.

Hallan restos en la víctima del imputado por el crimen de la Chica Carlota
Comentarios