miércoles 27/10/21

Espiel, Villanueva del Duque y Belmez fomentan la formación y empleo en el sector del corcho con la Escuela de Corcheros

DESARROLLO SOSTENIBLE CORCHO
DESARROLLO SOSTENIBLE CORCHO

El delegado de Desarrollo Sostenible, Giuseppe Aloisio, ha visitado la segunda edición de la Escuela de Corcheros, promovida por la Junta de Andalucía a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua y que se desarrolla durante todo el mes de julio. Aloisio ha destacado la “apuesta de la Junta por la formación y el empleo en torno al sector del corcho, para poder iniciarse en los oficios asociados a esta producción tan genuina e importante en nuestra provincia”. El delegado ha explicado que estas escuelas “constituyen un mecanismo que permite adquirir la formación adecuada para la incorporación de los jóvenes al aprovechamiento corchero, buscando el relevo generacional y el asentamiento de juventud en nuestros pueblos, gracias a este oficio artesano y ancestral”.

Según ha explicado Aloisio, “esta iniciativa se desarrolla en los municipios de Espiel, Villanueva del Duque y Belmez, en los montes públicos de la Junta de Andalucía de La Zarca y El Sordo”. La formación tendrá una duración de cuatro semanas para seis alumnos que viven en estos municipios, del entorno de los montes citados, además de Villaviciosa de Córdoba. El delegado ha señalado que “el presupuesto destinado a estas escuelas asciende a 14.500 euros y el servicio se ha adjudicado a una empresa forestal con experiencia en el sector”.

El delegado ha detallado que los objetivos son “la formación de jóvenes en los oficios del corcho aprovechando las fincas y los medios públicos; ofrecer nuevas oportunidades de empleo y actividad para empresas y de emprendimiento en los territorios con tradición y potencial corchero; contribuir a los procesos de desarrollo territorial aumentando el conocimiento; potenciar el sector corchero; implantar medidas que mejoren la cadena de valor de este recurso en la provincia; y servir de ejemplo para la promoción de la formación en otros oficios relacionados con los montes”.

Para desarrollar la escuela de corcheros se reservan rodales en los alcornocales públicos, para trabajar en la adquisición de conocimientos y experiencia en las diferentes tareas de todo el proceso, como el cuidado y manejo de herramientas, saca, acarreo, pesada, carga, refugiado, clasificado, o prevención de riesgos.

Como ha señalado el delegado, “cada vez es más difícil encontrar trabajadores profesionales del corcho, ya que no siempre los jóvenes tienen la oportunidad de conocer y empezar a trabajar en esta actividad”

Este año se han llevado a cabo en los montes públicos de la Junta de Andalucía el aprovechamiento profesional de corcho, en concreto en los montes Alcornocosas, pertenecientes al término municipal de Montoro y en la Zarca y El Sordo, donde se desarrolla la escuela, en los términos municipales de Espiel y Belmez. La cantidad de corcho extraída asciende a 200.000 kilos y ha supuesto la generación de 600 jornadas de trabajo.

La saca del corcho es una actividad forestal tradicional muy especializada que tiene lugar en pleno verano. Cada década, aproximadamente, el alcornocal ofrece su producción de corcho, la corteza de este árbol de aprovechamiento humano desde hace generaciones.

Este trabajo se realiza de forma manual, por medio del uso de un hacha, que requiere de una gran precisión para no dañar el árbol. Se trata de un trabajo artesanal, que en numerosas ocasiones continúa con la carga y traslado a lomos de los mulos para sacarlo del interior del bosque.

El corcho sale a diario del monte, sin perder apenas humedad, con destino a las fábricas que lo transforman en tapones de botellas de vino, otros materiales para distintas aplicaciones en la construcción, o como elemento decorativo del hogar, entre otros usos de este material ecológico, renovable, biodegradable y 100% sostenible.

Comentarios