jueves. 25.07.2024

El pasado domingo se celebro el Día del Pueblo Gitano Andaluz con el que se pretende romper los estereotipos, mejorar el conocimiento te la gran diversidad de culturas que conviven en nuestra comunidad autónoma, suprimiendo las barreras del rechazo, la marginación y la discriminación hacia cualquier colectivo social. El Ayuntamiento de Puente Genil reconoció mediante un acto realizado en el salón de plenos del mismo el trabajo y éxitos académicos cosechados por Nerea Soto Heredia, una joven pontana de 18 años, de etnia gitana, que actualmente cursa sus estudios de Derecho en la Universidad de Córdoba. Según datos de la Fundación Secretariado Gitano, el 60 por ciento de los gitanos carece de estudios y sólo un 10 por ciento llega a los superiores. Cada vez hay más mujeres gitanas con formación universitaria.

Tanto la Concejala de de Servicios Sociales, Pepa Ramos, como el alcalde, Esteban Morales, tuvieron palabras de elogio hacia Nerea a la que consideraron "un referente para los jóvenes, un ejemplo de voluntad y valentía del que Puente Genil debe sentirse orgulloso" añadiendo que "el amor por su pueblo gitano y el respeto a sus costumbres no le han impedido querer avanzar y dar un paso más en su vida" con esta etapa formativa superior.

Nerea Soto tiene 18 años y vive en la aldea pontanense de El Palomar. Ha comenzado a cursar el grado de Derecho en la Universidad de Córdoba. La razón por la eligió dicha carrera fue "porque me llamó la atención desde pequeña lo de poder defender los derechos y deberes de los ciudadanos", explica esta joven pontana que se muestra sobre todo, "muy orgullosa de haber recibido este reconocimiento" algo que sin duda "no me esperaba porque no me considero que haya hecho méritos para ello", aunque por otra parte admite que por otra parte se entiende que "se destaque porque en la sociedad gitana es poco usual".Nerea cuenta como recibió la noticia de que sería premiada con este reconocimiento. "Tras publicar mis notas en una red social mi tío Joaquín, siempre orgulloso de su sobrina", además añade, "el alcalde lo vio y después se pusieron en contacto conmigo", desde el Ayuntamiento. Está siendo una época rara y difícil para todos los estudiantes, sobre todo los universitarios, y más para una persona como Nerea, "muy familiar y que le cuesta separarse de su gente". Además, "es difícil poder compaginar las clases presenciales con las telemáticas, no terminas de situarte", aunque todo queda un poco al margen "porque tengo mucha ilusión por formarme hacer esta carrera".

La pontana tenía claro que "quería estudiar" y para ello ha contado con el apoyo fundamental de su familia que, como todas, "quiere siempre lo mejor para sus hijos". Nerea afirma que "ser gitano no te impide estudiar. Como a cualquier otra persona me ha costado llegar hasta aquí pero no por ser gitana he tenido una complicación añadida". La pontanesa tenía claro que "quería estudiar" y para ello ha contado con el apoyo fundamental de su familia que, como todas, "quiere siempre lo mejor para sus hijos". Nerea afirma que "ser gitano no te impide estudiar. Como a cualquier otra persona me ha costado llegar hasta aquí pero no por ser gitana he tenido una complicación añadida". Asegura sentirse como la cabeza visible de "una minoría de gitanos y gitanas que estudian y llegan lejos" y que cada vez "son más".

Nerea agradece que los medios hagan eco de su ejemplo "y ojalá sirva para que le llegue a muchos niños y niñas gitanas" y, sobre todo, "para cambiar la perspectiva negativa de algunas personas sobre los gitanos porque tenemos otras costumbres y tradiciones pero no dejamos de ser personas y de formar parte de la sociedad".

Puente Genil reconoce la valentía de Nerea, la joven gitana que ha conseguido...