sábado 4/12/21

Hay fechas que para cualquier entidad no suelen olvidarse. La de ayer será una de esas en la particular historia del Hogar de Tardes de Mamá Margarita, el proyecto que hace diez años creó la Fundación Social Universal (FSU) para reproducir en Montilla aquellos objetivos con los que venía trabajando en países en vías de desarrollo: defender los derechos de los niños y las niñas.

Buena parte de las experiencias vividas a lo largo de esta década salieron a relucir anoche en el salón municipal San Juan de Dios, donde profesionales, voluntarios y patronos quisieron reunirse de una representación de la sociedad local para celebrar estos diez años de trabajo incansable, sintiendo de cerca el apoyo del Ayuntamiento de Montilla desde el primer día y en cada de unas de las sedes por las que transitó este proyecto.

En la actualidad, son cuarenta menores con edades comprendidas entre los cuatro y catorce años los que cada tarde acuden al centro Mamá Margarita, ubicado en el antiguo parvulario de los Reyes Magos, un lugar que quiere conservar esa magia de su antigua nomenclatura gracias al empeño de las personas educadoras y voluntarias –unas 130 a lo largo de estos años— que a diario conviven con los niños y las niñas.

“Sólo queremos que aquí sientan que tienen su segundo hogar”, recordaba el presidente de la FSU, José Ríos, durante una emotiva intervención en la que quiso agradecer el apoyo manifestado por las numerosas empresas y personas participantes en este proyecto, que “aunque no queramos, aún es necesario para ayudar a todos esos niños que también tienen derecho a desarrollarse en igualdad de oportunidades que el resto”. 

Especial mención hubo, en ese capítulo de reconocimientos, para el Ayuntamiento montillano, representado por Valeriano Rosales, teniente de alcalde de Área de Servicios Sociales, quien cifró en 190.000 euros la cantidad económica, vía convocatoria de subvenciones, aportada desde el Consistorio en esta década. “Como poder público, tenemos la obligación de permitir el emprendimiento en el ámbito de la innovación social y sirva como ejemplo este Hogar de Tardes Mamá Margarita que ha tenido la colaboración de todas las corporaciones locales desde su fundación”, añadía el edil.

Desde el centro aseguran que los menores cada tarde se adentran en el hogar Mamá Margarita para esforzarse y trabajar, pero también para jugar, compartir, aprender, llorar, reír. No sin mostrar cierto orgullo, aseguran sus responsables que “hay futuro” en este espacio gracias a la configuración de un Grupo de Apoyo cuya función principal es favorecer la ampliación de la red social que participa en difundir, sensibilizar y conseguir recursos.

La exposición fotográfica que pone rostro a esté décimo aniversario del hogar de tardes se podrá visitar durante este fin de semana y del 22 al 24 de octubre en San Juan de Dios.

10 años defendiendo los derechos de los niños en Montilla
Comentarios