lunes. 03.10.2022

Un vertido de naranjas y sandías en el río Retortillo, que sirve de límite a las provincias Córdoba y Sevilla, ha causado el taponamiento de su cauce en el tramo más cercano a su desembocadura al Guadalquivir y la muerte de dos barbos de gran tamaño.

Los hechos han sido puestos en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) por Emergencias 112 Andalucía, que recibió la denuncia a través de una llamada su teléfono de emergencias de un miembro de la asociación Cazarreyes, de Palma del Río, que paseaba en bicicleta por la zona y descubrió el vertido.

Uno de los integrantes de la entidad, Emilio Navarro, ha informado de que el vertido de la fruta, que se encuentra putrefacta, ha provocado la filtración de sus líquidos aguas abajo, la eliminación del oxígeno y la afectación de los peces de gran tamaño, de los que una veintena se puede observar muertos flotando sobre la superficie negra, que desprende mal olor.

El vertido, según Navarro, se ha producido en el tramo más cercano del Retortillo al río Guadalquivir, en el que desemboca, entre los municipios de Palma del Río y Peñaflor (Sevilla), ya que constituye el límite entre las dos provincias en esa zona, y no afecta al tramo superior del cauce.

Por la cantidad de naranjas en descomposición que se observa hace pensar, concretó, que debe haber sido un tráiler o varios camiones los que se han descargado sobre el lecho del río y que lo ha sido desde la orilla de Palma del Río, por los indicios que hay en la zona.

El Seprona ha realizado ya las primeras diligencias sobre el caso, que tiene el antecedente en la denuncia que la propia asociación Cazarreyes realizó el pasado año sobre el aspecto del río Guadalquivir y su contaminación a su paso por Palma del Río.

Denuncian un vertido de naranjas y sandías en el río Retortillo en Palma del Río
Comentarios