jueves 23/9/21

Cinco edificios de Pozoblanco han entrado en la Guía C de arquitectura contemporánea internacional

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, ha mostrado hoy su satisfacción por el hecho de que cinco edificios de la localidad hayan entrado en la Guía C (https://c.guide), un catálogo de ámbito internacional que recoge las mejores muestras de arquitectura contemporánea realizadas desde el año 1979 en adelante.

Teatro El Silo
Teatro El Silo

El regidor ha explicado que detrás de estos proyectos “están varios arquitectos pozoalbenses”, a los que ha querido felicitar por este logro, y ha recalcado que “este hecho demuestra la modernidad de nuestro municipio, en el que conviven entornos tradicionales y patrimonio histórico muy interesante con propuestas más novedosas propias de una localidad en expansión y conectada con el mundo y las nuevas tendencias, un equilibrio necesario para avanzar hacia el mañana siendo respetuosos con el pasado”. Según ha explicado el regidor, de los cinco edificios seleccionados “tres de ellos son de carácter público y dos de carácter privado”. También ha recordado que la Guía C o C-Guide la promueve la Fundación Arquitectura Contemporánea e incluye edificios no sólo de España sino de países como Estados Unidos, Brasil o Japón y ciudades como Sidney, París, Barcelona o Dubái.

De los edificios públicos, hay dos de ellos que tienen gestión del propio Ayuntamiento de Pozoblanco, como son el Teatro El Silo y la Escuela Infantil Municipal. El primero de ellos, que supuso la reconversión del antiguo silo de grano de la localidad en uno de los espacios escénicos más importantes de Andalucía, es obra de los arquitectos José Luis Amor Trucios y Juan Salamanca Cabrera, que realizaron este proyecto en 2006. De este inmueble se dice en la Guía C que es “un juego de volúmenes en el que se mezcla el antiguo edificio y el nuevo hasta ser un todo”. El otro edificio del Consistorio destacado en este catálogo, la Escuela Infantil, es obra por su parte del arquitecto pozoalbense Antonio Ángel Ballesteros, en este caso algo más reciente, del año 2009. Según se lee en la guía, se trata de un inmueble “ideado a partir de la conjunción de tres conceptos clave: la economía de medios, la funcionalidad y la flexibilidad.

Las dos propuestas privadas distinguidas se corresponden con dos viviendas diseñadas por el arquitecto pozoalbense David Ruiz Molina. Una de ellas, denominada Casa Lopera, se encuentra en el Norte de la localidad y es una residencia unifamiliar construida en el año 2017. Se trata del único edificio de Pozoblanco que cuenta con dos C de la guía, que destaca de ella su luz natural, la entrada a través del jardín y la relación que existe entre las zonas abiertas y las zonas cerradas”. También es obra de Ruiz Molina la Casa Chip & Chop, construida este mismo año en la zona Noroeste de Pozoblanco, en el entorno del colegio de la Virgen de Luna. Esta vivienda unifamiliar está catalogada con una C y de ella se destaca su “geometría pura y limpia que realza la naturaleza masiva y la privacidad de la propuesta”. “La búsqueda de la sencillez le da al proyecto un carácter puro y radical”, se añade.

Por último, el quinto de los cinco edificios distinguidos por la Guía C es el  Parque de Bomberos, obra del arquitecto cordobés Juan Carlos Cobos Morillo y situado en la salida de Pozoblanco hacia Alcaracejos. Según la guía, se trata de una propuesta en la que “la horizontalidad del cuerpo principal y el ladrillo visto rojizo se compadecen con el paisaje pozoalbense mientras la torre de operaciones se sitúa como atalaya y referente lejano”. El edificio, diseñado en 1989, es el más antiguo de los cinco catalogados y fue promovido por la Diputación Provincial para el Servicio de Extinción de Incendios.      

Comentarios