sábado. 22.06.2024

La consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Rocío Díaz, ha realizado una visita técnica a las obras de la variante de Las Angosturas en Priego de Córdoba. La consejera ha podido comprobar el desarrollo de los trabajos, que encaran en estos momento el montaje de las primeras pilas del viaducto de 112 metros de longitud para sortear el río Salado. Asimismo, ha podido ver los trabajos previos a las tareas de aglomerado en los primeros 1,5 kilómetros de la variante, así como el estado del yacimiento encontrado durante las obras, de gran valor histórico y que reúne restos de una almazara romana, una calzada y una natatio. 

Rocío Díaz ha revisado sobre el terreno las características técnicas del trazado escogido para preservar la zona arqueológica, que consiste en desvíar la carretera en paralelo en un tramo de 740 metros, comenzando a la altura del kilómetro 3,2 y volviéndose a entroncar en el kilómetro 3,9. La solución planteada se materializaría con la formación de un terraplén que mantenga la geometríagz en planta y alzado de la carretera.  

Los trabajos en la variante de Angosturas, que está desarrollando la empresa Azvi con un coste de diez millones de euros, tienen una longitud de 5,5 kilómetros de carretera para proporcionar una alternativa más segura al trazado sinuoso y con numerosas curvas que ofrece la actual carretera A-333 a su paso por Priego de Córdoba.  

El trazado de la variante de la A-333 comienza en las proximidades de la intersección con la carretera CO-7205, que sirve de acceso a la población de Fuente-Tójar. La variante discurre de inicio sobre la actual carretera, por lo que la actuación se centra aquí en el refuerzo del firme sobre la calzada existente, ensanche por la izquierda para el carril de aceleración y por la derecha para ubicar el carril central de giro a izquierda.  

Tras el desvío hacia el nuevo trazado, la carretera cruzará el río Salado mediante una estructura de tres vanos con 112 metros. Cruzado el río, se inicia una subida a media ladera, sobre un terreno con una fuerte pendiente hasta el kilómetro 3, que es el punto más alto del trazado. Desde ahí se inicia un descenso hasta el punto más bajo, en el kilómetro 5,1, donde la nueva vía dispondrá de un segundo viaducto de menor tamaño (16 metros) para sortear el arroyo de Los Prados. Finalmente, la carretera actual se conecta en el kilómetro 5,6 con el inicio del ramal directo del enlace de la A-333 con la carretera A-339, sentido Priego de Córdoba Norte y Cabra. 

La calzada constará de dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno, con arcenes exteriores de 1,5 metros más medio metro de berma. Se proyectan tres cruces en su recorrido: dos conexiones con la A-333 y una con la CO-7206, una vía provincial de acceso a Castil de Campos. Además, se repondrán 12 caminos agrícolas y una vía pecuaria.  

Igualmente se ha previsto la revegetación y adecuación paisajística de los taludes de las obras y las superficies entre tronco y caminos, así como otras medidas de tratamiento ambiental de la zona. Entre ellas, destaca las medidas compensatorias para proteger el hábitat del águila perdicera, mediante la corrección de los tendidos eléctricos que no estén adaptados frente a la posible colisión de aves. De hecho, parte de la obra –de los kilómetros 1,1 al 2,5– se encuentra actualmente en parada biológica precisamente hasta final de junio para respetar el periodo de anidamiento de rapaces.  

La consejera ha estado acompañada en la visita por el alcalde de Priego de Córdoba, Juan Ramón Valdivia; el director general de Infraestructuras Viarias, Enrique Catalina; y la delegada territorial de Fomento en Córdoba, Cristina Casanueva. 

La consejera de Fomento visita las obras de Angosturas en Priego de Córdoba