lunes. 20.05.2024


 

La delegada de Salud y Consumo, María Jesús Botella, ha realizado una visita técnica a las obras del centro de salud de Bujalance, un proyecto del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que fue adjudicado en diciembre del pasado año a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Magtel-Lirola, con un coste de 5,87 millones de euros y un plazo de ejecución de18 meses.

La parcela en la que ya se está levantando el ambulatorio se sitúa en la Ronda de Jesús, al este de la localidad, justo donde se ubica el antiguo Instituto de Enseñanza Secundaria.

El proyecto de obra incluye la demolición del antiguo instituto, actuación que ya ha comenzado, y la reurbanización interior de la parcela para levantar el nuevo edificio. Botella ha podido comprobar de primera mano que "las obras marchan según lo previsto y de esta forma poder ofrecer en 2025, un servicio de salud con todas las prestaciones".

El emplazamiento fue propuesto por el Ayuntamiento de Bujalance para que se construyera el centro de salud de la localidad, dado que el actual, que continúa en funcionamiento, ubicado junto al Castillo-Alcazaba, se ha quedado pequeño y sin posibilidad de ampliación.

En este sentido, la delegada ha puesto de manifiesto el trabajo de "todos los profesionales de Bujalance, los seis médicos de familia, seis enfermeras, el pediatra y todo el personal de trabajo social y administración, por el gran esfuerzo que realizan diariamente".

La Dirección de Patrimonio de la Junta de Andalucía modificó el acuerdo de gestión del suelo de para hacer realidad la disponibilidad de esta parcela de 3.000 metros cuadrados, donde se levantará el centro de salud. Un emplazamiento que cuenta con todos los servicios urbanísticos, como abastecimiento, saneamiento, suministro eléctrico, telefonía y alumbrado público.

Las nuevas instalaciones que se proyectan contarán con un área asistencial que incluye, atención inmediata, clínica de adultos, clínica de pediatría y área de servicios auxiliares. Tendrá, además, un dispositivo de cuidades críticos y otro de urgencias, y también un área de dispositivos de apoyo en cirugía menor, gabinete odontológico, educación sanitaria, rehabilitación y fisioterapia y radiología. A todo ello habría que sumar otros espacios, como el de atención ciudadana y el área de personal y otras dotaciones.

El ambulatorio ofrecerá servicios a alrededor de 20.000 usuarios de Bujalance y la pedanía de Morente, así como a las localidades cercanas de Cañete de las Torres, El Carpio y Maruanas, Valenzuela y Villafranca de Córdoba.

Arranca la demolición del IES de Bujalance para construir el centro de salud