martes 15/6/21

Cerámica Rambleña lanza un nuevo catálogo de botijos para disfrutar de un agua pura, fresca y saludable

Maestro artesano de La Rambla
Alfarero realizando el botijo rambleño

La Rambla, municipio de Córdoba, se caracteriza por su artesanía que es patrimonio e identidad cultural. Según Enrique Roncancio (1999), la artesanía es el resultado de la creatividad y la imaginación, plasmado en un producto en cuya elaboración se han transformado racionalmente materiales de origen natural, generalmente con procesos y técnicas manuales. Los objetos artesanales van cargados de un alto valor cultural y debido a su proceso son piezas únicas.

La Rambla se asienta sobre las ruinas de un poblado prehistórico, donde se encontraron evidencias de que la artesanía iba ser sector tradicional durante años, debido a que ya se trabaja con el barro en la zona hace más de 4.000 años. A través de diferentes técnicas, materiales y diseños convierten el barro en asombrosas producciones artísticas, dentro del mundo de la alfarería y la cerámica.

Cerámica Rambleña pone la tradicional cerámica de La Rambla, Córdoba, al alcance de todo el mundo. Se trata de una marca que fomenta la divulgación, conservación y distribución de artesanía de La Rambla. Su mayor valor, el producir unas piezas artesanales, de calidad y una cuidada atención al cliente que son reconocidas por miles de personas

Cuenta entre sus artesanos con los más prestigiosos del municipio cordobés, artistas que modelan las piezas que conforman el catálogo de la marca. También apoya a otros oficios artesanos, por lo que  se pueden encontrar piezas de forja, madera, etc. La marca cuenta tanto con producciones de alfarería y menaje como con decoración, construcción y productos de jardinería, todos ellos de fabricación local

La alfarería rambleña se caracteriza y destaca por el famoso botijo rambleño. Recipiente tradicional para refrigerar el agua de manera 100% natural y ecológica. Su composición, arcilla de La Rambla, agua, sal y manos artesanas. Cerámica Rambleña además de apostar por la divulgación de la insginia de este municipio, ofrece un amplio catálogo de diversos tipos de botijos rambleños que igualmente merecen ser apoyados, para conseguir conservar parte fundamental del patrimonio cultural de La Rambla a futuras generaciones.