domingo 24/10/21

El Centro de Atención Infantil Temprana de Aguilar de la Frontera incrementará más de un 33% las sesiones

María Jesús Botella, delegada de Salud y Familias. - Twitter
María Jesús Botella, delegada de Salud y Familias. - Twitter @HUReinaSofia

La delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha visitado hoy el Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) de Adfisysa en Aguilar de la Frontera, que con el nuevo concierto social incrementará más de un 33 por ciento las sesiones que recibirán los menores. En este sentido, María Jesús Botella ha puesto de manifiesto que “se llegará a las 5.376 sesiones anuales en lugar de las 4.032 sesiones anuales actuales, con lo que podrán atender a más menores, hasta 56, y además, se incrementará casi un 70 por ciento el precio de manera que se pasa a 28 euros la hora, frente a los 22 euros actuales, con lo que esta entidad recibirá 150.528 euros al año (12.544 euros al mes) en lugar de los 88.704 euros al año actuales a partir del próximo 1 de julio”.

María Jesús Botella ha señalado que el nuevo concierto social de Atención Infantil Temprana “supone una mejora importante que nos permitirá seguir reforzando la gran labor que han realizado todos los profesionales de los CAIT antes y después del inicio de la pandemia por COVID-19; adaptándose a estrategias y herramientas puestas en marcha por el Gobierno de la Junta de Andalucía que garantizaban la continuidad de la prestación del servicio y haciendo posible la comunicación de las familias con los Centros de Atención Infantil Temprana, mediante atención telefónica y videollamadas para favorecer el contacto visual”.

Esta situación “ha supuesto un esfuerzo y gran compromiso de estos profesionales que han ofrecido una atención personalizada, de carácter específico, manteniendo la calidad asistencial y ajustando su labor a los horarios de las familias que han facilitado el trabajo con su  colaboración”, ha puntualizado Botella.

08062021_CAIT AGUILAR

Decreto de ayudas

Además, la delegada territorial ha explicado a los responsables del CAIT el Decreto-ley 11/2021, de 1 de junio, por el que se establecen medidas extraordinarias para paliar la pérdida de rentas de las personas trabajadoras por cuenta propia o autónomas del sector de feriantes, para el apoyo económico del servicio de atención infantil temprana, así como para la flexibilización de horarios comerciales de los municipios turísticos de Andalucía, y se adoptan medidas excepcionales relativas a las convocatorias y reuniones de los órganos sociales de las sociedades cooperativas andaluzas puesto en marcha por el Gobierno de la Junta. En este sentido, María Jesús Botella ha indicado que “las circunstancias excepcionales ocasionadas por la pandemia generada por el COVID-19, y la crisis sanitaria en la que aún estamos inmersos, está suponiendo un grave daño a todos los sectores en general, y entre ellos, en gran medida a los Centros de Atención Infantil Temprana, cuya actividad se ha visto directamente afectada por esta situación y por las medidas preventivas de salud pública que desde el inicio de la alerta sanitaria se han tenido que ir adoptando e incorporando”.

Así, ha puesto de manifiesto que “ es importante que demos cobertura a este tipo de situaciones ante las que el gobierno de Juanma Moreno es muy sensible”.

De esta manera, ha hecho hincapié en que “la procedencia de esta compensación a favor de las entidades vinculadas contractualmente con la administración se justifica en el hecho de que se trata de contratos de gestión de servicio público los que rigen dichas relaciones, celebrados al amparo del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público”. Además, la delegada territorial ha indicado que “por este motivo los contratistas tendrían derecho a la modificación del contrato con el fin de restablecer el equilibrio financiero del mismo, que se habría visto alterado como consecuencia de la crisis provocada por el COVID-19, en especial, por las medidas que imperativamente se han tenido que adoptar para poder llevar a cabo la actividad de servicio público minimizando los riesgos de contagio y asegurando la continuidad asistencial”.

Para dar soporte y ayuda a estas entidades, este decreto establece, por tanto, para los Centros de Atención Infantil Temprana una indemnización con carácter indemnizatorio y compensatorio de los gastos extraordinarios soportados derivados de adopción de las medidas impuestas con motivo de la pandemia de COVID-19. A efectos de determinar la cuantía de la compensación se toma como referencia el periodo comprendido entre el mes de abril de 2020 y marzo de 2021, ambos inclusive.

Primer nivel de ayuda

Durante 2020 se han atendido en toda la provincia de Córdoba un total de 2.386 menores  en los 23 CAIT, garantizando siempre las condiciones de seguridad de los menores y los trabajadores de los CAIT.

La atención temprana atiende al desarrollo de la población infantil andaluza de 0 a 6 años, su familia y su entorno y su objetivo es prevenir posibles trastornos de desarrollo y atender a los niños y niñas que los padecen o tienen riesgo de padecerlos.

Esta atención se dirige a niños y niñas que presentan trastornos del desarrollo cognitivo; del lenguaje; de la expresión somática; emocionales; de la regulación y el comportamiento y de la relación y la comunicación. El pediatra de atención primaria es el encargado de realizar un seguimiento del desarrollo y de evaluar cualquier señal de alerta que observe durante las revisiones y en caso necesario, los pacientes serán derivados a una de las Unidades de Atención Temprana.

Las Unidades de Atención Temprana son el primer nivel de ayuda especializada ante los indicios de este tipo trastornos. En ellas, un experto equipo de profesionales se encargará de valorar las necesidades de los menores sobre la base de un diagnóstico funcional que incluye el estudio de las familias y el entorno.

Comentarios