lunes 30/11/20

Los bares cordobeses proponen adelantar el horario de cenas a las 20:00

Las empresas de restauración buscan una solución para evitar pérdidas económicas por la clausura del sector a las 22:00
Terraza del Gran Bar en Córdoba
Terraza del Gran Bar en Córdoba

Los bares y restaurantes de Córdoba están buscando de forma urgente una medida extraordinaria para evitar pérdidas económicas generadas por la nueva medida de la Junta, la cual establece una hora de margen límite para la clausura del sector de restauración.

Negocios como Bodegas Mezquita o el restaurante El Abanico han solicitado a sus clientes las ventajas de cenar temprano, entre las que se encuentra el adelgazamiento, un mejor descanso y humor, además de prevenir el cáncer o aumentar “las posibilidades de hacer el amor”.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca) ha sañalado que se está señalando injustamente al sector, ya que únicamente un 3,5% de los positivos por COVID son causados en esos lugares. “La hostelería se niega a pagar con su ruina el coste de la pandemia en Andalucía. La ampliación de las restricciones que ya sufría Granada a Córdoba, Jaén y Sevilla supone un ejercicio de arbitrariedad enorme con un sector que cumple las medidas de seguridad sanitaria a rajatabla y que controla, en sus establecimientos reglados, el necesario cumplimiento del distanciamiento y la higiene”, continúa el presidente de la federación.

Como medida alternativa, la Fundación Horeca solicita la clausura de los establecimientos a las 23:00, permitiendo a los clientes solicitar las respectivas cenas en el horario permitido. “Con estas evidencias es absurdo seguir coartando la actividad hostelera”, señala De la Torre. “Sabemos, porque así lo dice el propio Gobierno de España en sus datos, que hay muchos más contagios en domicilios y espacios privados, donde no se pueden controlar las interacciones; y sin embargo, los impedimentos se ponen a la hostelería reglada, donde los protocolos que aplicamos son tan estrictos que apenas se registra un contagio por cada 100 establecimientos”.

El principal motivo de las quejas es porque del sector de restauración se mantienen más de 250.000 personas en Andalucía, y una reducción del horario produciría una crisis laboral que dejaría sin trabajo a gran parte de los actuales contratos en bares y restaurantes.

Para concluir,  la Federación Horeca Andalucía quiere expresar su solidaridad con todos los empresarios de la región, especialmente hoy con los más afectados, en las provincias de Granada, Sevilla, Córdoba y Jaén

Comentarios